Lambán, las primarias del PSOE y las designaciones divinas

19. diciembre 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En el principio, fueron los dioses. Luego llegaron la Ilustración y la democracia. Sin embargo, algunos líderes del PSOE están en plena regresión ideológica hacia aquella época legendaria en la que “los océanos separaron el Atlantis y surgió el amanecer de los soles de Aries”, tal como reza la introducción de la película Conan, el bárbaro.

Uno de los regresados es el aragonés Javier Lambán, que el pasado día 10 decía de Susana Díaz que “los dioses del socialismo y de la política la cubren con un manto más poderoso del que la cubrían hace un año” [sic]. Así pues, cuando cada vez son más las voces en el PSOE que reclaman democracia interna, todo parece indicar que serán finalmente “los dioses del socialismo” los encargados de elegir al nuevo líder o lideresa del partido.

La tesis fue confirmada este sábado por José Bono, una de esas momias políticas que las grandes cadenas televisivas gustan de exhibir. El expresidente castellano-manchego dijo en La Sexta que “al Partido Socialista, las primarias (en cuanto a experiencia a nivel nacional) nos han ido muy mal. La primera vez que hicimos primarias, elegimos a Borrell, y ya sabe usted lo que luego pasó…; la segunda fue Sánchez y Madina, ganó Sánchez y ya ve usted cómo ha acabado…”.

Así pues, tanto el Conan aragonés como La Momia castellano-manchega están en sintonía con otra frase cinematográfica, concretamente, con aquella que le espeta el capitán Frank Ramsey (interpretado por Gene Hackman) a su segundo (Denzel Washington) cuando éste comienza a cuestionar sus métodos en la película Marea Roja: “estamos aquí para defender la democracia, no para practicarla”.

A nadie debería sorprender que Javier Lambán sea capaz de defender con la misma vehemencia la candidatura en primarias de Pedro Sánchez en 2014, y la de Susana Díaz en 2016, a pesar de las enormes diferencias tácticas que han separado a ambos durante los últimos tiempos. Es lo que suele ocurrir cuando alguien viene viviendo de la política casi desde la infancia.

Por su parte, José Bono se define plenamente con otra de las frases que pronunció durante la mencionada entrevista: “con Felipe González no hubo primarias, y ahí está, como un líder indiscutido del socialismo español”.

En cualquier caso, si el PSOE desea seguir cavando la fosa de su propio descrédito, si pretende ahondar el abismo que separa a la cúpula de sus bases y al partido de su electorado, si quiere presentarse a las elecciones como una organización en la que un puñado de cuadros medios sigue teniendo más poder que decenas de miles de militantes, lo mejor que puede hacer es pisotear los brotes de democracia interna que han germinado durante los últimos tiempos, y sembrar en su lugar unos cuantos sacos de designación divina.

 

Tags: , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados