Las 50 piedras del neoliberalismo

2. junio 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La OCDE volvió a demostrar ayer que el neoliberalismo es un modelo económico insostenible a medio y largo plazo. No obstante, como quien tiene el poder absoluto posee también la capacidad de equivocarse absolutamente, el neoliberalismo global seguirá tropezando, no dos ni tres, sino hasta cincuenta veces en la misma piedra, pensando que son piedras diferentes, y sabiendo que son otras personas las que sufren los efectos de sus tropiezos.

En la cumbre anual de este organismo, su secretario general explicaba ayer que las economías avanzadas están atascadas en una trampa de bajo crecimiento, y que las economías emergentes (que desde 2008 han sido las locomotoras de la economía mundial) se encuentran en plena desaceleración.

Ángel Gurría apuntaba también las causas de la catástrofe que se cierne sobre nuestras economías: lento crecimiento de la productividad, excesiva moderación salarial, creciente desigualdad de renta entre las clases sociales, débil crecimiento comercial, y escasa inversión por parte de quienes atesoran las grandes fortunas mundiales.

El problema no es nuevo, ya que hace algo más de un año, el propio Ángel Gurría alertaba sobre el peligro de la creciente desigualdad social en los países de la OCDE, perfectamente consciente de que -salvo unas cuantas excepciones relacionadas con la exclusividad de materias primas- todos los países que presentan grandes desigualdades económicas entre su población, son países pobres.

Pero es que en septiembre de 2014, Gurría dijo en Madrid que si la UE no dejaba de recortar salarios, el crecimiento se detendría en 2016, que es justo lo que está ocurriendo.

No son pocos los expertos en economía que alertan de los recortes presupuestarios que sufrirá España tras el 26-J, en caso de que se interrumpa el crecimiento económico. Dado que las únicas medidas estructurales tomadas por los últimos gobiernos de Zapatero y de Rajoy sólo se han ocupado de rebajar los salarios y de hacer más insolidarios los impuestos, lo único que cabe esperar es que esta interrupción del crecimiento llegue más pronto que tarde.

El guión a partir de ese momento está ya escrito: el neoliberalismo volverá a tropezar en la piedra de la desigualdad social, hasta que una parte importante de las familias de este país queden presas de economías de subsistencia, tengan o no trabajo los miembros que las componen.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados