Las consignas del presidente/presidiario

20. mayo 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hoy es presidiario, pero cuando era presidente de los empresarios españoles Gerardo Díaz Ferrán dijo aquello de que la salida de la crisis pasaba por “trabajar más y, desgraciadamente, ganar menos”. Fue el 14 de octubre de 2010. Desde entonces, y aparte del encarcelamiento de este faro ideológico de los empresarios españoles, muchas cosas han cambiado en nuestro país.

Uno de las principales fue la reforma laboral que el régimen de Rajoy aprobó a principios de 2012, tras haber cimentado su mayoría absoluta sobre un engaño masivo a los españoles. Como cabía esperar de la solidaridad carcelaria, los nuevos gobernantes decidieron seguir al pie de la letra la consigna proclamada por el presidente/presidiario de los empresarios patrios.

Durante estos tres años, los empleos se han precarizado, los salarios se han reducido, los despidos se han abaratado, las condiciones laborales se han flexibilizado, y los derechos se han transparentado hasta el punto de convertir el mercado laboral en una especie de jungla desregulada contra la que este lunes advertía el último informe elaborado por la OIT.

En este documento, la agencia laboral de Naciones Unidas denuncia que la precariedad laboral está aumentando en todo el mundo. Sólo uno de cada cuatro trabajadores del planeta disfrutan de un empleo digno, mientras se percibe “un alejamiento con respecto al modelo estándar de empleo, en cuyo marco los trabajadores perciben un sueldo o un salario en una relación de empleo dependiente con respecto a sus empleadores, tienen un trabajo estable y trabajan a tiempo completo”.

El informe revela también el estremecedor dato de que “el empleo asalariado solo representa alrededor de la mitad del empleo mundial, proporción que incluso se reduce a cerca del 20 por ciento de la fuerza de trabajo en regiones como África subsahariana y Asia meridional”.

Así pues, en su ofensiva liberal y neoesclavista, quizá algún día veamos al presidente/presidiario y a su coro de cleptómanos de guante blanco declarar desde el trullo que el mercado de trabajo español debe seguir adaptándose para superar en “competitividad” a los de las economías emergentes. O quizá ya lo haya dicho. O quizá ya lo estén haciendo. Trabajar (¿cómo?), Hacer (¿qué?), Crecer (¿quiénes?).

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados