Las injustas denuncias de CAI–Caja3

20. marzo 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Decía Mahatma Gandhi que “en cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle”. Lamentablemente, Caja Inmaculada no es de la misma opinión que Gandhi, ya sigue intentando utilizar leyes injustas para arrebatar la dignidad a las personas, y de este modo perpetuar la tiranía financiera que nuestra actual legislación ampara. Además, da lo mismo que estas personas sean –como Gandhi– partidarias de la no violencia, o que posean el derecho constitucional a una vivienda digna.

La denuncia penal que la entidad financiera ha interpuesto contra 52 activistas de la Plataforma Stop Desahucios que el pasado día 7 accedieron pacíficamente al interior de su sede central para reclamar soluciones justas ante los desahucios, supone un acto de soberbia contra una sociedad civil que cada vez está más harta de que las leyes solo sirvan para proteger los derechos económicos de los más poderosos.

Es la última anotación de CAI en su deplorable hoja de servicios respecto a la comunidad autónoma aragonesa. Una de las hazañas anteriores se refiere a la puesta en práctica de una política financiera que ha llevado a CAI a formar parte de una entidad bancaria que acredita un agujero de 779 millones de euros (unos 129.600 millones de pesetas).

Otra anotación tiene que ver con la decisión de haber entrado a formar parte del accionariado de Galerías Primero, para luego acabar entregando esta emblemática empresa aragonesa a una firma castellano–leonesa, cuya primera acción fue despedir al 18,4% de la plantilla, para luego eliminar la marca comercial de esta cadena de supermercados, después de más de medio siglo de existencia.

Pero no quedan ahí los méritos acreditados de CAI respecto a esta comunidad autónoma. La entidad es también la responsable, por ejemplo, de haber roto unilateralmente todos sus compromisos acerca de la puesta en funcionamiento de la Torre de Agua de Zaragoza tras la Exposición Internacional de 2008. Eso sí, después de que una comisión de ineptos decidiera extirpar de su interior la asombrosa escultura “Splash!” que le da sentido.

Actitudes todas ellas dignas de quienes se siguen mostrando dispuestos a dejar sin casa a cientos –quizá miles ya– de familias aragonesas con tal de mantener lo más intacta posible su posición de acreedores hipotecarios ¿Es más importante que una entidad cobre de quien ya no puede pagarle, o que una familia siga teniendo un techo bajo el que cobijarse? Hace más de doscientos años el escritor, filósofo y dramaturgo alemán Wolfgang Goethe respondía a esta cuestión cuando afirmó que “la ley es poderosa, pero más poderosa es la miseria”. Aviso a navegantes.

Si CAI–Caja3 quiere conservar algo de dignidad ante la ciudadanía aragonesa, debe retirar inmediatamente estas 52 denuncias penales y sentarse a negociar una solución justa y definitiva para todos los procesos de desahucios pasados, presentes y futuros. Aunque para hacerlo, sería necesario que previamente la entidad conociera de primera mano la inmensa tragedia familiar que supone cualquier desahucio. Quizá era esto lo que pretendían explicarle los activistas de Stop Desahucios a los que acaba de denunciar, simplemente, por ser solidarios.

 

Tags: , , , , ,

5 Comments to “Las injustas denuncias de CAI–Caja3”

  1. Jlh dice:

    No podría estar más en desacuerdo. CAI ha dado mucho a Aragón, aunque se olvide rápido. La solidaridad con los deudores hipotecarios que la demuestren ayudándoles a pagar sus deudas, o acogiéndoles en su casa y no ocupando ilegalmente una empresa, insultando a los empleados que de nada tienen culpa. Algunos quieren una sociedad en la que nadie sea responsable de nada. Espero que esos no triunfen. Toda la ayuda a los desahuciados, en verdadera necesidad. Pero no se puede mantener una vivienda en propiedad si no se paga, no tiene sentido. Y los que sí pagamos? Que se les de un alquiler social o ayudas públicas para que tengan una vida digna. Pero por parte del poder público, con el dinero de todos.

  2. winnie-poum dice:

    Pues yo estoy totalmente de acuerdo con el articulo. El problema es que JLH no lo ha entendido porque es mas de derechas que franco y millan astrain juntos. Hablar de que las personas hipotecadas son irresponsables, y luego defender a los bancos que primero sobretasaron sus viviendas, luego les impusieron clausulas abusivas y por ultimo acudieron al Estado para que arreglase el chanchullo con el dinero de todos, es un argumento tan falso como el sentido etico de quien ha escrito el comentario anterior. Yo espero que la personas como JLH no sigan triunfando porque el triunfo de sus ideas esta siendo la miseria de millones de familias. Que «no se puede mantener una vivienda en propiedad si no se paga, no tiene sentido» ¿y tiene sentido valorar en 50 lo que realmente vale 10? ¿y tiene sentido aprovecharse a la chita callando de una ley hecha a la medida de los caciques decimonónicos? ¿a cuantas personas que acudian a comprar viviendas se les advirtio que si por alguna razon sobrevenida no podian pagar quedarían endeudados de por vida ellos y sus avalistas? «Que se les de un alquiler social o ayudas públicas para que tengan una vida digna. Pero por parte del poder público, con el dinero de todos», dice el tio ¿qué es lo que crees que estan reclamando las plataformas antidesahucios, ignorante? Lo que pasa es que el dinero publico se inyecta directamente en los bolsillos de los accionistas, en lugar de dedicarlo a garantizar los derechos fundamentales de las personas. Anda, majo, que te has lucido con el comentario…

  3. PACO SANZ dice:

    «CAI ha dado mucho a Aragón»… Faltaría más, para eso lo marca la ley de cajas. CAI ha devuelto a Aragón lo que ha sacado de Aragón… Y aún es poco. Es lo menos para una caja de ahorros. Ha sido tan social que ha colado todo tipo de inmundicias financieras, como clausulas suelo, bonos RBS, etc., y ha quebrado por jugar a ser lehman brothers en jeréz, dando ayuditas al Heraldo…etc.
    en cualquier caso, lo que creo es que la CAi, tradicionalmente tan rancia y pacata, no ha sido la responsable de este desaguisado. En la denuncia se ve la mano de Ibercaja, que para esto es más fullera y sibilina. Eso sí, escudándose en CAI, que para 4 días que le quedan la está utilizando como escudo para escarmentar a la ciudadanía. Desconfía de los perros que no ladran y del agua silenciosa.

  4. Jlh dice:

    Siempre es una satisfacción tener un punto de vista opuesto de los que solamente saben discutir insultando. No soy de derechas.

  5. winnie-poum dice:

    Lo que es una satisfacción es confrontar con personas que no tienen argumentos para responder a datos reales y objetivos como los que se dan en este artículo y en los comentarios 2 y 4. Por cierto, JLH, demuestras de nuevo que eres un ignorante porque «ignorante» no es un insulto, sino una palabra que según el diccionario de la RAE significa «que no tiene noticia de algo», y tú no tenías noticia de que las plataformas antidesahucios venimos reclamando lo que tú dices que tenemos que reclamar: alquileres sociales y ayudas publicas. Por cierto, si no eres de derechas y tienes esas ideas, haz que te vea un médico