Las miserias del Banco de España

30. noviembre 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Uno de los problemas que acarrea mantener en el puesto de gobernador del Banco de España a alguien como Miguel Ángel Fernández Ordóñez, es que sus subordinados deben ser (o parecer) todavía más lerdos que él, a fin de que su inteligencia no destaque por encima de la del jefe.

 

Así, encontramos casos como el de José Luis Malo de Molina (director general del Servicio de Estudios del Banco de España), que en una misma rueda de prensa es capaz de explicar que el descenso de un 27,4% en los beneficios de las empresas españolas en lo que va de año se debe a la debilidad de la demanda interna, y de defender al mismo tiempo la idea de que la moderación salarial es la clave para remontar la situación.

 

Se supone que en el maltrecho intelecto de este personaje sólo cabe la conjetura de que, si los empresarios pagan salarios más bajos a sus trabajadores por realizar el mismo trabajo que antes, los beneficios empresariales aumentan, con lo que la estadística se invierte.

 

Sin embargo, el directivo del Banco de España no ha tenido en cuenta que con unos salarios más bajos, la demanda interna cae todavía más (perjudicando sobre todo a las pymes) y los empresarios no encuentran a quiénes vender los productos que han fabricado sus trabajadores, aunque les hayan pagado menos por su elaboración.

 

Ya que parece inevitable que al frente del Banco de España siga estando el mismo gobernador que no movió un solo dedo contra la burbuja inmobiliaria y contra sus nefastas consecuencias en el ámbito financiero, sería deseable que entre su equipo hubiera alguna persona que entendiese un poco de Economía, o que al menos, interpretase este concepto como la ciencia dedicada a gestionar de la mejor manera posible recursos escasos, y no como un método para hacer que los especuladores más recalcitrantes manejen a su antojo las riendas del planeta.

Tags: , , ,

Comentarios cerrados