Las quejas de los bomberos forestales

12. agosto 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Un año después de la primera huelga del sector, los bomberos forestales de España han vuelto a hacerse oír [ver1] [ver2] para denunciar la situación de precariedad laboral, falta de medios materiales y caos organizativo en la que deben desarrollar su labor.

Los tres jinetes del apocalipsis neoliberal (privatización, recorte y desregulación) cabalgan de nuevo sobre un sector vital para la conservación del medio ambiente, tanto en la época estival como en el invierno.

La externalización de funciones del Estado hacia empresas, ya sean éstas públicas o privadas, sólo consigue incrementar la confusión organizativa, facilitar las contrataciones a dedo de directivos poco cualificados, y aumentar el coste del servicio para el erario.

Por otra parte, la perniciosa influencia de los recortes presupuestarios sobre los servicios de extinción de incendios forestales, habla por sí sola de la poca atención que algunos políticos le prestan a este tema.

Y por último, la desregulación se traduce en la ausencia de una normativa clara sobre protocolos de actuación, organización de las brigadas, estructuras de mando, tareas asignadas, derechos laborales, etc.

En medio de este ambiente, no es de extrañar que los miembros de las BRIF planteen sus reivindicaciones de forma recurrente, como tampoco lo es que tengan razón en sus planteamientos. Al escucharlos, da la impresión de que la extinción de los incendios forestales depende mucho más de la profesionalidad y del amor a la tierra de los bomberos, que del buen criterio de quienes gestionan las instituciones.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados