Las torpezas de Maduro

22. abril 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Como era de esperar, el triunfo electoral de una opción antiimperialista en Venezuela iba a traer consigo una reacción por parte de los grandes poderes económicos y financieros del planeta. En esta guerra no declarada, una de las principales batallas ha consistido en la intencionada caída de los precios del petróleo, con el fin de asfixiar las economías venezolana y rusa. Otro de los escenarios es el de los autodenominados “presos políticos” en Venezuela.

Lo que quizá no esperaban los capos internacionales de las finanzas, era que en este último asunto iban a contar con una socia inesperada: la torpeza del gobierno de Nicolás Maduro. Cada día que Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma pasan en situación de detención preventiva, se agranda su condición de mártires por la libertad y la democracia, mientras se difumina la legitimidad del Estado que los mantiene presos.

Hace más de un mes señalábamos en este mismo espacio que estos tres cargos públicos de la oposición venezolana deben ser juzgados ya, si hay pruebas sólidas que apoyen las acusaciones vertidas contra ellos, o liberados de inmediato, en caso contrario.

Pues bien, no ha sucedido ni lo uno ni lo otro. La única respuesta del Estado venezolano, a través del parlamento del país, ha sido declarar persona “non grata” a uno de los abogados que van a participar en la defensa de Leopoldo López: el expresidente español Felipe González.

Una nueva torpeza que no sólo limita el inalienable derecho del acusado a disfrutar de la defensa jurídica que él mismo decida, sino que además coloca en el altar de los mártires a un “letrado” que debería haber sido recibido por el gobierno de Maduro con los brazos abiertos, dada su conocida vinculación con el corrupto expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez, el único jefe de Estado en ejercicio de toda la historia que ha sido destituido de su cargo como consecuencia de una resolución judicial.

Dada su formación militar, si Hugo Chávez pudiera comunicarse con su sucesor en forma de “pajarico”, seguramente le recordaría una de las reflexiones que plasmó Sun Tzu hace dos milenios y medio en El arte de la guerra: “cuando los adversarios llegan para atacarte, no luches contra ellos, establece un cambio estratégico para confundirlos y llenarlos de incertidumbre”. Aunque cabe la posibilidad de que, en la Venezuela de Maduro, el “pajarico” también fuera declarado persona “non grata”.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados