Llorar o actuar

2. agosto 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Antonio Griñán, compareció ayer ante los medios de comunicación para denunciar que los recortes en la capacidad de endeudamiento impuestos por el Gobierno central a aquella comunidad autónoma, podrían significar el cierre de “19 hospitales”, de “2.000 colegios”, o el despido de “60.000 empleados públicos”.

Una situación inasumible para cualquier gobierno que pretenda cumplir con su obligación de prestar servicios públicos a la ciudadanía. Precisamente por eso, el gobierno andaluz de coalición PSOE–IU tiene ante sí una estupenda oportunidad para desobedecer todas aquellas medidas económicas, tan legales como ilegítimas, que el régimen de Mariano Rajoy haya diseñado o diseñe en el futuro para hacer cargar el peso de la crisis sobre las espaldas de quienes no la provocaron.

Según han manifestado en reiteradas apariciones públicas, tanto el PSOE como IU consideran que las medidas impulsadas desde Moncloa son injustas, antisociales e ineficaces para salir de la crisis. Pues bien, ahora tienen una magnífica ocasión para ser coherentes con sus propias manifestaciones. El electorado de ambas formaciones políticas sólo espera una actitud de firme rebeldía institucional frente a la barbarie económica y social que promueven los neoliberales desde todos aquellos foros políticos y económicos en los que se encuentran representados.

Estando todos de acuerdo en que es preciso racionalizar el gasto público evitando espirales de endeudamiento que, tarde o temprano, acaban estallando en las narices de los gobernantes que las han generado, habrá que concluir que sólo eliminando las miles de corruptelas cotidianas que atentan contra el buen uso de lo público, e incrementando la presión fiscal a las rentas más altas, lograremos equilibrar progresivamente los presupuestos de las Administraciones Públicas, sin destruir la calidad y la cantidad de los servicios que, por mandato constitucional, éstas deben prestar a la ciudadanía.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados