Lo llaman democracia y no lo es

28. mayo 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Este diario no suele publicar editoriales en sábado, ya que sólo se actualiza de lunes a viernes. Sin embargo, hoy vamos a hacer una excepción para condenar enérgicamente la brutal actuación que ayer desarrollaron los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona contra los acampados que reclaman democracia en la plaza de Cataluña de la capital condal.

 

Muchos afirman desde su ignorancia o desde su estatus social elevado que ya existe democracia en España, y que para ejercerla basta con votar cada cuatro años. Sin embargo, lo cierto es que, como corean los acampados del 15M, “lo llaman democracia y no lo es”. Así lo advertimos en este mismo espacio hace más de un año, cuando Rodríguez Zapatero cambió toda su política económica en contra de la voluntad mayoritaria del pueblo español, y por orden de un poder extranjero llamado “los Mercados”, carente de cualquier legitimidad democrática.

 

Luego vinieron la reforma laboral, el abaratamiento del despido, la reducción de los derechos de los trabajadores, la congelación de las pensiones, la rebaja salarial de los funcionarios, la prolongación de la edad de jubilación, y la pérdida generalizada de poder adquisitivo por el incremento de los impuestos indirectos y del precio de los servicios básicos.

 

Más tarde, y después de esperarla durante mucho tiempo, llegó la indignación, la protesta en la calle, la alternativa social, la reivindicación de un mundo económicamente más justo y políticamente más respetuoso con la ciudadanía y con los principios básicos del Estado del Bienestar.

 

Y ayer, finalmente, llegó la represión, la dictadura de la porra y la pelota de goma, la violencia policial injustificable, la barbarie,… todas ellas ordenadas por un gobierno municipal socialista patético, y por un gobierno autonómico que en estos momentos se encuentra en manos de un grupo de hooligans del neoliberalismo, algunas de cuyas propuestas económicas harían palidecer al mismísimo Partido Popular.

 

Los principales responsables del triste episodio que ayer se vivió en la plaza de Cataluña de Barcelona se llaman Artur Mas, Felip Puig, Jordi Hereu y toda la cadena de mandos de los Mossos d’Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona.

 

Pero hay más culpables, a los que podríamos denominar genéricamente como “basura humana”. Sólo se podría calificar como tal a todo aquel policía antidisturbios dispuesto a utilizar la violencia contra manifestantes pacíficos que, entre otras cosas, están defendiendo el pan de los hijos de los policías, después de un injusto recorte del salario de sus padres, y a pesar de que éstos no hayan tenido las suficientes agallas como para defender la integridad de sus sueldos.

 

La increíble excusa ofrecida ayer por los “amos” del Estado para ordenar el desalojo, la limpieza de la plaza, es sólo una muestra más de la manipulación mediática que esta escoria está dispuesta a promover para justificar sus fines. Gracias a una acampada modélica en cuanto al respeto a los semejantes y al medio ambiente, la plaza del Pilar de Zaragoza jamás ha estado tan limpia como desde que se ha asentado en ella la acampada del movimiento 15M. Lo mismo se puede decir de Sol, de la plaza de Cataluña o de cualquier otro punto de la geografía española en la que la ciudadanía ejerce estos días su derecho constitucional de reunión pacífica y sin armas.

 

En cualquier caso, la España actual ya tiene una generación que ha conocido el sabor de las porras policiales por reclamar democracia. Una generación de jóvenes admirables que ayer no podían comprender por qué les atacaban con tal saña unas fuerzas de seguridad que en algún momento juraron proteger a la ciudadanía.

 

Por ello, y del mismo modo que otros apaleados de la España del pasado no se rindieron ante la brutalidad policial hasta que consiguieron la democracia para nuestro país, éstos que ahora se concentran para gritar que la tuerca de los poderosos ya no tiene más recorrido, tampoco se van a rendir.

 

Como dice el lema de la revista satírica aragonesa El Pollo Urbano, “el que fustiga, consterna”, y la reacción social ante la consternación es una variable difícil de controlar. Ante hechos como los del día de ayer, si ahora hay 100.000 acampados, mañana puede haber 500.000, y quizá dentro de una semana, un millón; y los habrá por dos razones.

 

La primera es que el neoliberalismo incrementa cada día el número de personas que no tienen nada que perder, porque ya se lo han arrebatado todo, hasta su futuro. Y la segunda es que todavía no han cesado las causas que han llevado a esta explosión social pacífica que, por fin, está llenando de contenido y de democracia real la primavera de nuestro país.

 

Tags: , , , , , , ,

4 Comments to “Lo llaman democracia y no lo es”

  1. Rodolfo plata dice:

    QUE LA INDIGNACIÓN DEL M15, NO LA SILENCIE LA REPRESIÓN VILENTA SINO LA SATISFACCIÓN DE LA DEMANDA CIUDADANA QUE EXIGE SE PERFECCIONE LA DEMOCRACIA “AHORA”. Democracia es el gobierno del pueblo, pero delegamos la toma de decisiones de gobierno dando un poder en blanco a nuestros representantes electos cuantitativamente sin asegurar su fidelidad y desempeño específico. Este es un error capital de la democracia, origen delitos de lesa patria que quedan impunes debido a que los diputados y senadores se convierten en cabilderos al servicio de oscuros intereses para urdir latrocinios legalistas que benefician a imperios y potentados. Esta felonía de tracto continuo exige perfeccionar la democracia inmediatamente, abrogando la partidocracia en imponiendo la auto-gestión legislativa de tal manera que sean las propias organizaciones sociales, y no los representantes surgidos de los partidos políticos, los que promuevan las leyes y tomen decisiones de gobierno, a efecto de acabar con los privilegios e impunidad de políticos y potentados. http://www.scribd.com/doc/34007753/LA-AUTOGESTIO-LEGISLATIVA

  2. felipe dice:

    Al autor de este editorial, no le faltan razones argumentando el desagradable suceso ourido en Barcelona.
    Es intolerable que el Gobierno de Cataluña (¿domocrático?), ordene un ataque de sus fuerzas armadas,
    enfrentándose a personas que únicamente lo que reivindican es poder comer todos los días, cuya defensa esta protegida por unas tiendas de lona. Considro que este sistema de defender sus derechos, tiene un mismo denominador común en esta España, destrozada por mentes gobernantes quie nos ha conducido
    a una situación caótica. Estas personas, si hubieran tenido un trabajo que les hubiera proporcionado una simple vida social humana, NO ESTARIAN HACIENDO LO QUE HACEN, ESTARIAN HACIENDO UNA VIDA
    SOCIAL ACORDE CON EL SIGLO 21.

  3. jose luis dice:

    Chapo al editorial

  4. Alberto dice:

    Impresionante editorial, y me sumo a todo lo comentado. Esto ha sido una auténtica salvajada contra los ciudadanos. No se puede tratar como bestias a quienes se manifiestan o acampan pacíficamente, es más, no se puede tratar a ningún ser humano ni a ningún animal tal y como lo hizo la policía catalana. Está claro que hay que ir a la raíz del problema, y los que dieron la orden para que los policías actuasen así, además de las autoridades que lo han permitido, deberían ser expulsados de sus cargos y también juzgados.

    El sistema es un sistema fallido, y con violencia lo único que se está haciendo es confirmarlo. ¿A esto le llaman democracia? ¿Pegar así a la gente por concentrarse pacíficamente para reclamar por sus vidas, por su futuro, por sus derechos, es democrático? Aberración es lo que siento al ver lo que le han hecho a infinidad de personas en la plaza Catalunya de Barcelona.

    LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES!! NO LO ES!!