Los amigos de los opresores

9. septiembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

No hace mucho, Felipe González anunció su intención de volver a vestirse de abogado para defender a los opositores encarcelados en Venezuela. Muchas personas recordarán la pataleta mediática que montaron los amigos de la derecha venezolana cuando el gobierno de Nicolás Maduro declaró persona non grata al expresidente del gobierno español a causa de esta circunstancia.

En este mismo espacio calificamos entonces de “torpeza” la actitud de Maduro, ya que por una parte limitaba el inalienable derecho de todo acusado a disfrutar de la defensa jurídica que estime oportuna, y por otra, despreciaba la ventaja propagandística de que los opositores fueran defendidos por un amigo íntimo del extremadamente corrupto expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez.

Paralelamente, el régimen dictatorial de Marruecos acaba de expulsar de su territorio a un abogado aragonés especializado en Derechos Humanos y habitual defensor de los activistas saharauis. Luis Mangrané viajaba esta vez al Sáhara Occidental para acompañar al fotoperiodista Gervasio Sánchez. Un atronador silencio ha sido la respuesta ofrecida por la caverna mediática española ante semejante atropello.

En esta ocasión (como en otras anteriores) los amigos de los opresores marroquíes han supeditado los Derechos Humanos a los intereses económicos, estratégicos y políticos que les ofrece la corte del dictador. Para ellos, los opositores saharauis valen menos que los opositores venezolanos. Para ellos, no resulta prioritario reivindicar la libertad y la democracia para el Sáhara Occidental, y sí para Venezuela (un país donde ya existen ambas, aunque en ocasiones sean manifiestamente mejorables).

Es la hipocresía de los acólitos del poder. Una hipocresía que conduce a que los activistas saharauis se vean privados de defensa jurídica y de un reportaje sobre las inhumanas condiciones de vida impuestas por sus ocupantes.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados