Los caprichos de los ignorantes

19. mayo 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Según las encuestas, una de las principales ventajas de las elecciones del 24M es que por fin, después de 26 años casi consecutivos de presencia en el Gobierno de Aragón (sólo interrumpidos por el bienio bastardo de José Marco) el PAR dejará de ser un elemento determinante en la vida de los aragoneses.

La emergencia de nuevos partidos, la traslación de los centros de poder hacia instancias cada vez más alejadas del territorio, el fin del ciclo político vital de algún que otro dirigente cenozoico, y la huida de jóvenes promesas hacia Ciudadanos, son elementos que marcan el declive de una organización que ni siquiera se respeta a sí misma.

Y es que todavía se recuerda cómo el Congreso del PAR decidía en marzo de 2011 que el partido no formaría parte del próximo Gobierno de Aragón si no obtenía al menos 8 diputados en las Elecciones Autonómicas del 22 de mayo de ese año; y cómo nueve meses después, tras haber obtenido sólo siete escaños en las Cortes de Aragón, Arturo Aliaga se convertía en consejero autonómico de Industria e Innovación.

En este proceso de deterioro orgánico, es posible contemplar la designación de candidatos que no tienen idea de lo que dicen. Un ejemplo de ello es el comunicado que ayer difundió el candidato del PAR a la Alcaldía de Zaragoza, Xavier de Pedro, y en el que se puede leer textualmente lo siguiente: “Xavier de Pedro considera ‘imprescindible’ que se dé ‘cuanto antes’ uso a la Torre de Agua y al Pabellón Puente para que dejen de ser un ‘capricho’ de la época de la burbuja inmobiliaria”. A continuación, De Pedro proponía que la Torre del Agua se convierta en un “espacio expositivo donde por primera vez en el mundo se pueda conocer en profundidad la intensa vida del aragonés más universal, Francisco de Goya y Lucientes”.

Dejando aparte el hecho de que, desde el punto de vista artístico, Goya y la Torre del Agua se parecen tanto como un culo y unas témporas, el candidato parista cometió el inmenso error de considerar a dos de los principales edificios emblemáticos de Expo Zaragoza 2008 como “un capricho de la burbuja inmobiliaria”.

Bien al contrario, lo que resulta un capricho que debería estar fuera del alcance de cualquier candidato a la Alcaldía de esta ciudad, es ignorar el proyecto sostenible de transformación urbana que vivió la capital aragonesa a propósito de esta muestra internacional; transformación que, dicho sea de paso, está totalmente “pagada” desde hace años gracias –sobre todo– a la aportación que recibió Zaragoza del Gobierno de España a través de la sociedad estatal Expoagua Zaragoza 2008 S.A., de cuyo accionariado formaban parte la Administración General de Estado (70%), el Gobierno de Aragón (15%) y el Ayuntamiento de Zaragoza (15%).

Por otra parte, si el candidato del PAR quisiera decir la verdad a los zaragozanos, señalaría a los responsables directos de que la Torre del Agua y el Pabellón Puente permanezcan cerrados desde 2008. Si Xavier de Pedro fuera un político sincero diría que el Pabellón Puente está cerrado desde hace casi siete años a causa de la dejadez de Ibercaja, que es la entidad que asumió la responsabilidad de llenarlo de contenido tras la Expo; y que la Torre del Agua perdió cinco años estando en manos de la CAI, hasta que en junio de 2013 el Gobierno de Aragón (esa institución de la que forma parte el parista Arturo Aliaga) expulsó a la entidad financiera de la gestión del edificio, asumiendo directamente la responsabilidad de resucitarlo.

Como pueden comprobar, pues, cualquier persona inteligente y el candidato De Pedro, el Ayuntamiento de Zaragoza no ha jugado nunca un papel decisivo ni en la gestión de la Expo ni en el devenir de la post-Expo. Esa es la razón de que, al más puro estilo froilanesco, los tiros mediáticos que ayer disparó el candidato del PAR impactasen en los pies de Ibercaja y de Arturo Aliaga.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados