Los costes de Oliván

7. febrero 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En declaraciones a la prensa, el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, afirmó ayer que “en diez días” comenzarían las derivaciones a centros privados de los pacientes del Servicio Aragonés de Salud que permanecen en lista de espera para someterse a una intervención quirúrgica.

Sin embargo, el consejero olvidó mencionar que el problema de las listas de espera ha sido creado por él mismo y por su nefasta gestión al frente del Departamento, ya que hasta el segundo semestre de 2011 los tiempos de espera para las intervenciones quirúrgicas eran razonablemente normales.

A partir de ese momento, llegaron los recortes de personal, las concentraciones de servicios y los cierres de quirófanos. Todo ello, según el tándem neoliberal PP–PAR que hoy gobierna Aragón, para rebajar el déficit público.

Ahora ha llegado el momento de que Oliván responda por los costes de su gestión.

En primer lugar, por el coste humano en forma de sufrimiento de aquellos pacientes que, teniendo derecho a ser intervenidos quirúrgicamente en “su” servicio público de salud, han debido padecer grandes dolores, molestias e incertidumbres hasta el momento de la operación.

En segundo lugar, por el coste económico que supone derivar a empresas sanitarias privadas (y por lo tanto, basadas en el beneficio económico) las intervenciones quirúrgicas que se han dejado de practicar en la sanidad pública (que al ser pública, carece de ánimo de lucro).

En tercer lugar, por el coste social y laboral que trae consigo la política de despedir personal de la sanidad pública, y de precarizar las condiciones de trabajo de buena parte de la plantilla que permanece en el servicio.

Y en cuarto lugar, Ricardo Oliván debe responder por el coste político que piensa asumir tras haber creado un problema de listas de espera donde no lo había, para después aparecer como el héroe que aporta una solución basada en entregar a empresas privadas el dinero público que antes se utilizaba en la sanidad pública, más un “pequeño” margen de beneficio a su favor.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados