Los hermanos Marx y El Padrino

4. febrero 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La izquierda suele indignarse cuando se ponen en riesgo los derechos sociales y las libertades públicas. La derecha, en cambio, se indigna cuando siente el peligro de perder el poder político, y llega a ponerse violenta cuando cree que puede quedarse sin el poder económico.

Durante los dos últimos días hemos podido ver a varios dirigentes del PP inmersos en una indignación contenida, tras conocer la noticia de que el Jefe del Estado encargaba a Pedro Sánchez la tarea de formar gobierno. Uno de ellos es el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, más conocido por haber afirmado en 2013 ante los micrófonos de la Cadena SER que “la Constitución Española tiene dos artículos, y sólo dos, el resto es literatura”. Naturalmente, el jefe de la Diplomacia se refería a la soberanía nacional y a la indivisibilidad de la patria.

Pues bien, Margallo dejó ayer otras dos perlas cuando explicaba a los medios algunas de las cosas que les dijo a sus homólogos en Roma el pasado martes. La primera y más chistosa es haber identificado la “coalición heterogénea” que pretende formar Pedro Sánchez, con “una especie de camarote de los hermanos Marx”. Al afirmar esto, el ministro popular no cayó en la cuenta de que dejaba un flaco muy accesible para la crítica, ya que después de treinta años de corrupción generalizada, el PP se asemeja mucho a las tres partes juntas de El Padrino, capos, consiglieres y tesoreros incluidos.

La segunda perla de Margallo es algo más inquietante y propagandística, dos vicios de la diplomacia que deberían estar vedados para un ministro de Exteriores. Según él mismo dijo, el martes informó a sus colegas europeos que un hipotético gobierno de PSOE y Podemos “podría” ser el primero en abandonar la coalición internacional contra el Estado Islámico.

Cierto es que el tiempo verbal condicional lo ampara todo, ya que, por poder, hasta podría ser que el ministro fuera estúpido; ¡ojo!, que no decimos que lo sea, sino que bien “podría” serlo, si se dieran determinadas condiciones cuyo grado de cumplimiento hoy desconocemos.

En cualquier caso, se advierte un cierto grado de incoherencia mental en estas declaraciones de García-Margallo. Por un lado, la derecha política y mediática está diciendo todos los días que Podemos es una organización vinculada al malvado y dictatorial régimen iraní, hacia el cual -por cierto- España realizó exportaciones por valor de 191,5 millones de euros entre enero y noviembre de 2015. Por otro lado, esa misma derecha acusa a Podemos de poca firmeza a la hora de luchar contra el Estado Islámico, una organización fundamentalista, tradicionalista y retrógrada, enemiga de Irán y amparada por importantes sectores de un país democrático, igualitario, maravilloso y respetuoso con los Derechos Humanos que tiene por nombre Arabia Saudí, hacia el cual -por cierto- España realizó exportaciones por valor de 2.800 millones de euros durante ese mismo periodo.

Quizá a García-Margallo se le haya pasado por alto que la negativa de Podemos, de IU y de otras fuerzas progresistas a firmar el pacto antiyihadista “podría” estar relacionado con el asco que debe de producirles compartir mesa con los gobiernos occidentales que, primero crean un problema de seguridad, y luego aportan las soluciones militares para que sus empresas se lucren luchando contra él.

 

Tags: , , , , , , , ,

Comentarios cerrados