Los manifestantes neonazis que mataban policías

1. septiembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La noticia no ha formado parte de los argumentarios políticos. Tampoco ha estado en la apertura de los grandes informativos televisivos. Sin embargo, es de gran trascendencia que unos cuantos miles de manifestantes neonazis mataran ayer en Kiev a un policía antidisturbios y dejaran heridos a otros noventa.

Los que en España se rasgan las vestiduras frente a movilizaciones sociales pacíficas como el 15M, las Marchas de la Dignidad o Rodea el Congreso, callan ahora cuando personas cercanas a su ideología hacen estallar una granada frente al Parlamento de Ucrania.

Quizá este silencio se deba a la necesidad de olvidar que estos energúmenos asesinos que ayer se manifestaban contra los Acuerdos de Paz de Minsk, son los mismos a los que apoyaba la Unión Europea durante el golpe de Estado neonazi que apartó del poder al presidente Víctor Yanukovich en febrero de 2014.

Quizá no convenga recordar que la Ucrania posterior a aquel golpe de Estado neonazi acaba de ser premiada por la Unión Europea con la condonación del 20% de su deuda pública, un regalo que Bruselas no hace ni siquiera a sus Estados miembro.

Lo cierto es que los mismos neonazis que facilitaron el acceso al poder del ultraliberal Petro Poroshenko son los que ahora lanzan granadas a la policía, demostrando la incapacidad del gobierno de Kiev para garantizar la seguridad pública frente a manifestantes violentos.

Tras los precedentes de la República Checa, Eslovaquia, Serbia, Montenegro o Kosovo, la solución más racional y duradera para el conflicto ucraniano es la partición del país en dos nuevos Estados, enmarcados en las fronteras culturales, lingüísticas e históricas existentes entre quienes se sienten ucranianos y quienes se sienten rusos. Pero esto supondría eliminar un foco de conflicto bélico del planeta, lo que atentaría contra los intereses de las industrias del armamento.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados