Los nuevos muros

9. noviembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hoy 9 de noviembre de 2015 se cumplen 26 años desde que las autoridades de Alemania Oriental decidieron permeabilizar el Muro de Berlín a la voluntad de su pueblo. Poco después, su definitivo desmontaje cerraba 28 años de sinrazón, sabiamente utilizados por la propaganda occidental para denostar a quienes apostaban por un modelo económico alternativo al capitalismo.

Sin embargo, la industria de la construcción política no puede parar. Al día siguiente de la demolición del Muro de Berlín comenzó a construirse otro muro en Europa, esta vez diseñado para proteger a la Europa adinerada de los desastres que el modelo económico triunfante de la Guerra Fría iba a provocar en otros territorios.

Todo el mundo sabe que el capitalismo es genéticamente incapaz de garantizar una vida digna a todos los habitantes del planeta. Y todo el mundo sabe también que, tarde o temprano, las víctimas de las guerras teledirigidas, de las invasiones suicidas, de las pobrezas impuestas y de los expolios continuados, van a intentar mejorar sus vidas y las de sus hijos en otras tierras prometidas.

La perspectiva de los años nos aporta dos diferencias entre el antiguo Muro de Berlín y el actual Muro Europeo contra la Pobreza. La primera es que, según la Fiscalía de la capital alemana, 270 personas perdieron la vida tratando de cruzar irregularmente el Muro de Berlín, mientras que el número de víctimas mortales del Muro Europeo contra la Pobreza se cuenta por decenas de miles.

La segunda diferencia es que la soberbia y los errores cometidos le costaron la vida al régimen que construyó el Muro de Berlín, mientras que el régimen responsable del Muro Europeo contra la Pobreza goza de excelente salud, aplaudido por una banda de seudoeconomistas palmeros que alaban cada día su soberbia y sus errores.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados