MAFO y todos los demás ineptos

1. junio 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hace casi tres años, comenzábamos nuestro editorial titulado “Los trileros de la economía” (24–6–2009) diciendo que “los presidentes del Banco de España y del Banco Central Europeo, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Jean–Claude Trichet, respectivamente, volvieron a demostrar ayer que el día que se enseñaba Economía en su Facultad, ellos se encontraban apalancados en el bar más cercano al campus echando unas birritas”, y que una afirmación aparentemente tan impropia de un respetable diario generalista como CRÓNICA DE ARAGÓN estaba, sin embargo, “a la altura de los disparates que pronunciaron ayer ambos super–banqueros acerca de la necesidad de abaratar el despido en España”.

El tiempo y el actual presidente del Banco Central Europeo, nos han dado la razón. Mario Draghi criticó ayer duramente la pasividad con la que el Banco de España ha actuado en la crisis de Bankia, un análisis que bien podría extenderse a la situación de todo el sector financiero español.

Al parecer, Fernández Ordóñez (también conocido por el acrónimo cuasi circense de MAFO) ha estado demasiado ocupado durante los últimos años en reclamar al poder político la aprobación de reformas laborales antisociales, en lugar de dedicarse a la labor supervisora para cuyo ejercicio, la población española le viene pagando el sueldo desde el año 2006.

Pero MAFO no es el único culpable de la actual situación del sector financiero en España. También lo son gobernantes como Rodríguez Zapatero o Mariano Rajoy que, a base de reformas laborales y de recortes presupuestarios, hicieron que la continua pérdida de poder adquisitivo en la mayor parte de los hogares españoles, se tradujera en un aumento de la toxicidad de los “activos inmobiliarios” de Bankia y del resto de las entidades financieras de nuestro país.

Las equivocadas políticas económicas propuestas o ejecutadas por gentes como MAFO, Joan Rosell, Elena Salgado, Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy o Luis de Guindos (aquel que antes de ser ministro de Economía español ejerció como máximo responsable de Lehman Brothers en nuestro país, hasta que la compañía quebró en 2008), son las que hacen que la economía española pierda credibilidad dentro y fuera de nuestras fronteras.

De hecho, las reformas laborales y los recortes en el gasto público han convertido a España en un país pobre, del que –según el Banco de España– ya han huido 200.000 millones de euros en inversiones durante los últimos nueve meses, algo de lo que ya advertíamos hace casi tres años en el editorial citado arriba. Y es que todo el mundo sabe que los inversores no suelen recalar en los países pobres (bueno,… algunos y algunas, al parecer, no lo saben).

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados