Manifestantes y cínicos

24. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Los alrededores del Congreso de los Diputados vivieron ayer una nueva jornada de movilización ciudadana para denunciar el carácter antisocial de los Presupuestos Generales del Estado presentados por el régimen de Rajoy.

En un admirable ejercicio democrático (“democracia”: gobierno del pueblo), miles de personas pacíficas y desarmadas se dieron cita en las cercanías de un edificio que hasta el 12 de mayo de 2010 representaba la voluntad popular, y que a partir de esa fecha solo ejerce como nunciatura del dios Mercado en España.

Evidentemente, los manifestantes no comunicaron previamente la convocatoria a la Delegación del Gobierno en Madrid, ya que la última persona a la que se le ocurrió hacerlo con ocasión del 25–S recibió una incomprensible y arbitraria multa de 6.000 euros.

Ese argumento fue utilizado por uno de los dos cínicos de la jornada de ayer: el presidente de la Comunidad de Madrid. Según declaró Ignacio González en rueda de prensa, la movilización no estaba autorizada, y además es “absolutamente inaceptable” que la ciudadanía intente “intimidar y presionar en el ejercicio de sus funciones a los diputados”.

Seguramente, el sustituto digital de Esperanza Aguirre sí considera lícito que los Mercados, las agencias de calificación, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo, los principales especuladores del planeta o la Comisión Europea “intimiden y presionen” al Congreso de los Diputados y al Gobierno de España a la hora de aprobar políticas económicas que van en contra de su voluntad, tal como han señalado reiteradamente los dos últimos presidentes del Gobierno.

El segundo cínico de la jornada fue el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que definió los Presupuestos Generales del Estado para 2013 como “los más sociales de la historia de la democracia española”.

Quizá no compartan esta opinión los parados sin subsidio, los dependientes recortados, los que sufren el brutal incremento de las listas de espera hospitalarias, los despedidos en el ámbito sanitario y educativo, los niños y niñas que se han quedado sin comedor escolar o los pobres de otros países que han sufrido el recorte en las partidas españolas de cooperación internacional.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados