Multipartidismo imperfecto

20. junio 2017 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El bipartidismo se desmoronó en España porque la población acabó comprendiendo que daba igual votar al PSOE o al PP, ya que ambos iban a acabar practicando las mismas políticas económicas. Los recortes de Zapatero-no-os-fallaré y de Rajoy, así como la corrupción generalizada, fueron la chispa que encendió el ninot del bipartidismo hasta su completa destrucción.

Desde diciembre de 2015, y al margen de la tradicional compraventa de escaños nacionalistas, ya no hay dos partidos de ámbito estatal con capacidad para influir en la formación de gobierno, sino cuatro.

Ahora, la pluralidad política de la sociedad española se refleja en el Congreso con mayor precisión que antes. Sin embargo, esta circunstancia no se ha traducido en un cambio de caras ni de políticas gubernamentales.

El PP obtuvo una mayoría absoluta de 186 escaños en las adulteradas elecciones generales de 2011, aquellas en las que Rajoy y sus compañeros engañaron al electorado ocultando su verdadero programa de gobierno. Cinco años después, con una minoría de 137 escaños en el Congreso, el PP sigue practicando su programa político neoliberal, mientras PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos siguen siendo incapaces de sentarse en una mesa para acordar una alternativa política viable con sus 188 escaños.

En lugar de ello, asistimos cada día a un festival de acusaciones mutuas en las que la culpa de que gobierne Rajoy siempre es del otro.

Si estos tres partidos quieren hacer Política algún día, deben aprender a acordar políticas gubernamentales sabiendo de antemano que Unidos Podemos no podrá sacar adelante su referéndum para Cataluña, que Ciudadanos no podrá seguir precarizando la vida de los trabajadores y trabajadoras de este país, y que el PSOE de Pedro Sánchez deberá dejar de escuchar al dios Mercado para comenzar a oír la voz de sus votantes y militantes.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados