Negociación desequilibrada

29. julio 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

“A y B deben negociar para ponerse de acuerdo; en el caso de que A y B no se pongan de acuerdo, se hará siempre lo que dice A”. Este principio, tan aplicable a las negociaciones que hoy comienzan entre palestinos e israelíes, como a las relativas a los convenios colectivos que patronal y sindicatos “negocian” en España tras la aprobación de la reforma laboral de Rajoy, no parece el más adecuado para alcanzar soluciones que satisfagan a las dos partes que se sientan a una mesa.

En el primero de los casos, la realidad excluye al optimismo esta nueva ronda negociadora auspiciada por el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ya que poco se puede esperar cuando el mediador es, al mismo tiempo, el valedor de una de las partes.

Los Estados Unidos han vetado sistemáticamente todas las resoluciones sancionadoras que el Consejo de Seguridad se disponía a aprobar contra Israel por su política criminal respecto a la población palestina, ampliamente denunciada por Naciones Unidas y por otras instancias internacionales. Y esa es sólo la dimensión más superficial del tema, ya que en un momento histórico en el que los gobiernos se someten de forma indisimulada a los más oscuros intereses económicos, es posible incluso que Washington no tenga opción a la hora de justificar lo injustificable.

Este fracaso de la política para resolver un conflicto étnico y territorial que debería haber estado solucionado hace décadas, ha propiciado el auge del fanatismo religioso en el bando de los perdedores, un caldo de cultivo cada vez más favorable para la violencia y menos para el diálogo.

Si la política sigue fracasando, es previsible que se acelere el viaje del bando perdedor hacia el fundamentalismo yihadista, lo que incrementará el número de víctimas mortales entre ambos pueblos. Lo peor de todo es que donde la mayoría de seres humanos ve dolor, desolación, guerra y muerte, una inmensa minoría de sociópatas potentados sólo acierta a intuir oportunidades de negocio.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados