No a las agresiones contra el personal sanitario

23. marzo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, la Organización Médica Colegial publicó ayer unos datos realmente preocupantes. Los médicos de nuestro país sufrieron el año pasado un 9,2% más de agresiones que en 2010.

Sin duda, nos encontramos ante una de las consecuencias que acarrea la progresiva degradación de las relaciones sociales y de la creciente irascibilidad que provoca una situación socioeconómica que no ofrece horizontes, futuro ni bienestar a la mayoría de la población.

A ello, hay que sumar el atentado que suponen los recortes presupuestarios sobre la calidad de la sanidad pública, así como los errores de planificación que se esconden bajo el manto de una mediocre gestión por parte de sus responsables institucionales.

Apuntaremos, como dato, un ejemplo ¿Es correcto que la libre elección de médico de atención primaria redunde en una sobrecarga de cartillas para los buenos médicos, y en la consiguiente descarga de las mismas para aquellos facultativos que hacen mal su trabajo? Evidentemente, no. Lo que lleva a una segunda pregunta: ¿debería el sistema público de salud seguir pagando el salario a aquellos médicos cuyo volumen de cartillas descendiera por debajo de un determinado nivel? Posiblemente, tampoco.

La contratación de miles de personas en las áreas de medicina y enfermería (con la consiguiente reducción de listas de espera y el posterior incremento en el tiempo dedicado a cada paciente), sería otro antídoto frente a las agresiones que sufre el personal sanitario en nuestro país.

Por si alguien se está preguntando de dónde saldrían los recursos económicos públicos para hacer frente a semejante inversión en la salud de los habitantes de este país, diremos que –por supuesto– de los Presupuestos Generales del Estado, con cargo a unos impuestos directos mucho más progresivos que los actuales.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados