No necesitamos terroristas

3. octubre 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Una vez respondidas las preguntas sobre el qué, el cómo, el cuándo y el dónde, sólo queda saber quién cometió ayer el acto criminal de hacer explotar una bomba casera en la Basílica del Pilar, y sobre todo, el por qué lo hizo.

En cuanto al quién, el perfil está bastante claro: un individuo o grupo de individuos descerebrados y carentes de todo escrúpulo a la hora de sustituir inteligencia por fanatismo, y argumentos por bombas. En cualquier caso, estaríamos ante unos simples terroristas que, o bien pretenden imponer sus ideas mediante el uso de la violencia, o bien intentan desestabilizar la pacífica convivencia de la ciudadanía, añadiendo más sufrimiento a la ya de por sí desoladora realidad socioeconómica del país.

Además, al expeler su eructo reivindicativo o desestabilizador en un templo religioso, esta alimaña o conjunto de alimañas, ha/n tratado de negar el derecho a la libertad religiosa y de culto incluida no sólo en la Constitución Española sino también en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En cuanto a las razones que han rodeado este hecho absolutamente condenable, y ante la ausencia de comunicados de reivindicación del atentado, lo razonable sería esperar a que la investigación policial (tan concienzuda como poco discreta hasta el momento en lo concerniente a supuestas autorías) presente las pruebas suficientes sobre la identidad de los responsables y sobre sus motivaciones, ya que entre ellas podría encontrarse, incluso, la de intentar inculpar al adversario ideológico.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados