Ocho cajas en un banco

30. mayo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El proceso de fusión que han iniciado Ibercaja, Liberbank (Cajastur + CCM + Caja de Extremadura + Caja Cantabria) y Caja3 (CAI + Caja Círculo de Burgos + Caja de Badajoz) dará lugar a un nuevo banco, que no será aragonés, donde antes había ocho cajas de ahorro, dos de ellas aragonesas.

El guión impuesto por los apóstoles del neoliberalismo es muy similar al de aquella película de los años ochenta en la que “sólo podía quedar uno”; quien dice uno, dice siete u ocho. En cualquier caso, lo que se busca es imponer un oligopolio financiero en este país, que desde el punto de vista de la libre competencia, puede ser letal para las economías domésticas, teniendo en cuenta que la anterior situación, con muchos más operadores, ya fue grave.

El segundo objetivo que se persigue es el despido de miles de empleados y empleadas, y la posterior destrucción de sus puestos de trabajo, que ya nadie más ocupará en el futuro. Todo ello, con el propósito de reducir costes para enjugar parte de inmenso agujero negro financiero–inmobiliario que afecta al sector bancario español.

En cualquier caso, uno de los efectos prácticos de esta macro–fusión, es que a partir de ahora sólo habrá que culpar a una entidad por el desinterés que hasta ahora han demostrado Ibercaja y CAI–Caja3 a la hora de reactivar para uso ciudadano dos de los iconos de la nueva Zaragoza: el Pabellón Puente y la Torre del Agua, respectivamente ¿Falta compromiso con la ciudadanía o falta dinero? Quién sabe…

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados