Olli Rehn, contra los empresarios españoles

7. marzo 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En una Unión Europea ultraliberal, que se fija como prioridad la salvaguarda de los intereses de los empresarios por encima de cualquier otra consideración, no es lógico que exista un responsable institucional de primer nivel que desoiga abiertamente sus necesidades.

El comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, declaraba este miércoles que en España es necesario “contener los costes laborales vía moderación salarial”, tan solo un día después de que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional recomendase dar otra vuelta de tuerca a la reforma laboral en nuestro país.

Posiblemente, en su afán por aparecer como el eco europeo de Christine Lagarde, el comisario finlandés no tuvo tiempo para escuchar bien lo que decía su idolatrada colega. Así, mientras la responsable del FMI enfatizaba que no estaba proponiendo una bajada salarial sino una rebaja de impuestos para la clase empresarial (lo que podría llevar a un escenario macroeconómico con menos recaudación fiscal, más déficit público, menos servicios prestados por el Estado y más privatizaciones), el desinformado Rehn apuntaba directamente al corazón de las economías familiares.

Y lo hacía, decimos, desoyendo las necesidades de los empresarios españoles, que en la última encuesta elaborada por el Instituto Nacional de Estadística señalaban que su máxima preocupación es la demanda de sus productos (60,8%), es decir, que alguien esté en situación de comprarlos. Por el contrario, el coste de la mano de obra, etiquetada bajo el pomposo epígrafe de “eficiencia del mercado de trabajo”, se sitúa como séptimo problema para los empresarios españoles (28,4%).

La clase empresarial española debería tomar buena nota de las declaraciones de Olli Rehn, un tipo que pretende reducir drásticamente el poder adquisitivo de sus clientes. Al fin y al cabo, los señores no suelen tolerar demasiado bien que sus lacayos sostengan en público opiniones contrarias a sus intereses.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados