Otro inmenso error de ZP

22. agosto 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

El Consejo de Ministros del pasado 19 de agosto, que había sido presentado como un bálsamo para los problemas económicos del país gracias a la aprobación de las “reformas pendientes” diseñadas por el Gobierno de ZP, se convirtió en otro inmenso error, a causa de un deficiente análisis acerca de la situación general del país.

 

Normalmente, cada medida económica implantada por Moncloa se traduce en una reducción de ingresos para el Estado, que luego redunda en una rebaja de las prestaciones que éste ofrece a la ciudadanía. En este sentido debe entenderse la reducción temporal del IVA para la compra de vivienda nueva, que el Gobierno ha acordado establecer hasta el próximo 31 de diciembre.

 

La cuestión no radica en entender –como dijo la ministra de Economía– al cuatro como mayor que 0, aunque sea la mitad de 8, sino en ser consciente de que la crisis de venta de vivienda nueva está directamente relacionada con la profunda depresión salarial por la que atraviesa este país, con un salario mínimo muy inferior al de la media europea, y sin embargo, con la mayor tasa de desempleo de la zona euro.

 

Reducir el IVA del 8% al 4% durante el último cuatrimestre de 2011 no va a servir para que se reduzca el inmenso stock de viviendas nuevas no vendidas en España, porque los sueldos son manifiestamente insuficientes como para adquirirlas, y porque las condiciones crediticias son puro reflejo de este preocupante déficit salarial. Si Elena Salgado y el resto de miembros del Ejecutivo supieran algo de Economía, lo habrían comprendido.

Tags: , ,

One Comment to “Otro inmenso error de ZP”

  1. Pancho dice:

    El Editoral no puede ser mas elocuente y veraz. En algún sentido tiene un simil con lo que le pasa al Real Zaragoza. De nada sirven los proyectos que intentan recuperar el empleo a base de ofertas, El Zaragoza oferta jugadores para generar ingresos y poder comprar otros. Lo hace porque no tiene un euro. De nada sirven rebajar las hipotecas un 4% para que se animen los proletariados a comprar pisos, cuando les falta un euro para comer. Medida a todas luces tan ineficaz como ridícula y hasta capciosa.