Palomares: la limpieza que llega tarde

20. octubre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El régimen de Obama dice ahora que se plantea la posibilidad de contemplar la idea de retirar los residuos nucleares que un bombardero suyo dejó hace 50 años en la localidad almeriense de Palomares. John Kerry y José Manuel García Margallo anunciaron ayer una declaración de intenciones que podría conducir a la firma de un acuerdo para realizar esta limpieza radiactiva… o no.

Lo único manifiestamente cierto es que el secretario de Estado norteamericano y el ministro español de Exteriores dispusieron ayer de su minuto de gloria en los informativos, que era de lo que se trataba.

La patochada de la playa protagonizada por Manuel Fraga, dio paso primero a la constatación de radiactividad en las tierras de aquel municipio almeriense, y después al aislamiento de estos terrenos y al anuncio realizado ayer. Han sido necesarios cincuenta años de seguidismo español hacia el imperio norteamericano para que éste se plantee la posibilidad de hacerse responsable de sus actos, algo poco habitual. Baste señalar la muerte de veinte turistas en Cavalese (1998), el asesinato de José Couso y Taras Prostyuk en Bagdad (2003), o la masacre del hospital de MSF en Kunduz (2015), por poner sólo tres ejemplos.

En cualquier caso, la declaración de intenciones formulada ayer por Kerry y García Margallo suscita una reflexión. Si a un país como España que, parafraseando a José Luis López Vázquez en “Atraco a las tres” es “un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo” de los Estados Unidos, le ha costado más de 50 años que la Casa Blanca retire la basura nuclear que un día esparció por nuestros territorios, imaginemos lo que puede tardar el imperio en hacer lo propio con otros países menos “afines”.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados