París: la última oportunidad para el clima

1. diciembre 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Muchos analistas coinciden en señalar a la cumbre del clima que ayer comenzó en París como la última ocasión de la que dispone la especie humana para decidir dejar de dañar este planeta con sus emisiones de gases de efecto invernadero. El cambio climático ya no es algo del futuro, sino que podemos percibirlo en cada sequía, en cada récord de temperaturas máximas, en cada huracán o en cada centímetro de incremento del nivel del mar.

La cuestión es cuándo se van a concienciar los poderosos del daño que le están infligiendo a la casa común de la Humanidad. Los detentadores de las energías fósiles se siguen aferrando a ellas, ordenando a sus esbirros gubernamentales que pisoteen a las nuevas energías renovables. Algo de esto sabemos en España. Los apóstoles del consumo continúan abrazados a un modelo económico que depreda los recursos naturales, en una espiral disparatada de producción, distribución y ventas.

En estos momentos, ya hemos constatado que el terrorismo medioambiental produce fenómenos meteorológicos extremos que incrementan las diferencias sociales, empobreciendo a la mayoría y excluyendo de la sociedad a los que ya eran pobres.

El Protocolo de Kyoto no tuvo la suficiente fuerza para detener e invertir este proceso. Su clamoroso fracaso se debió a que los intereses particulares de unos pocos (concretamente, de esas 85 personas que poseen tanta riqueza como la mitad más pobre de la Humanidad) se impusieron, tanto a los intereses generales de nuestra especie, como a las necesidades medioambientales del planeta en que vivimos.

Nada lleva a pensar que el COP21 de París vaya a mejorar algo. El capitalismo sigue siendo de igual o peor calidad que el que existía en el momento de la firma del Protocolo de Kyoto. La lógica del pensamiento único se alía con el hambre de beneficios económicos para dar lugar a la devastación de los ecosistemas. Si no se cambia el modo de producción actual, es ilusorio esperar algo bueno de la COP21. Para lo que sí debería servir esta cumbre es para apuntar los nombres de los participantes, con el fin de poderlos juzgar y condenar algún día por terrorismo medioambiental.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados