Peatonalización de Don Jaime: de entrada, no

26. febrero 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La peatonalización de la zaragozana calle de Don Jaime puede suponer en este momento más inconvenientes que ventajas. Así lo estimó ayer el Consejo de Ciudad, máximo órgano de participación ciudadana en la capital aragonesa, al decantarse por la opción de posponer el tema para mejor ocasión.

La principal e indudable ventaja radica en recuperar para el peatón el centro de la ciudad, en la línea de lo que vienen haciendo desde hace años algunas capitales europeas.

Sin embargo, la ejecución de estas obras es desaconsejable en medio del austericidio impuesto en este país por los neoliberales, ya que al estar limitada la capacidad de las instituciones para dinamizar la economía mediante el gasto público, las prioridades deben dirigirse al ámbito de lo social.

Por otra parte, las obras podrían traer consigo grandes perjuicios al pequeño comercio de la zona, ya demasiado castigado por la caída de ventas que está provocando el recorte del poder adquisitivo de salarios y pensiones.

Además, la peatonalización de esta vía supondría un perjuicio para las personas residentes en los barrios del Arrabal, Picarral, Parque Goya y San Gregorio, que perderían una conexión directa con el centro de la ciudad a través del transporte público.

Por último, la medida debería resolver las afecciones sobre los garajes de las personas que residen en las calles adyacentes y sobre las zonas de carga y descarga. El precedente de la peatonalización de la calle Alfonso nos enseña que el tráfico rodado siempre debe disponer de una salida, aunque sea cosiendo transversalmente la vía peatonalizada.

 

Tags: ,

Comentarios cerrados