Pedro Sánchez y las razones ocultas

3. febrero 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La ruptura del bipartidismo y la incapacidad de los cuatro principales partidos del país a la hora de sentarse en una mesa para gestionar un resultado electoral incómodo, están dando lugar al proceso de investidura más largo de la historia democrática de España. Un problema menor, si tenemos en cuenta que la actual Dictadura de los Mercados se caracteriza por la flacidez del poder político respecto al poder económico.

Dicho de otro modo, en España siguen los mismos amos, pero se está alargando el proceso de selección de mayordomo, algo que resulta incómodo desde el punto de vista estético, ya que el anterior titular de la plaza tiene el contrato caducado.

Así las cosas, Pedro Sánchez va a intentar conseguir el puesto, previo pacto con quienes ayer le acusaban de ser “casta”, y con aquellos otros a los que el PSOE traicionó en Andalucía afirmando que ya no se fiaba de ellos, cuando en realidad sólo trataba de eludir el cumplimiento de los aspectos más progresistas del pacto de gobierno suscrito con IU en 2012.

Pero aunque PSOE, Podemos e IU pudieran alcanzar un acuerdo de investidura/gobierno, sólo sumarían 161 escaños en el Congreso. Los 163 votos en contra asegurados por el PP (123) y Ciudadanos (40), hacen que el nombramiento de Sánchez dependa de los independentistas catalanes y vascos (ERC 9, DiL 8, EH-Bildu 2), aun en el caso de que el PNV se decidiera a respaldar un hipotético acuerdo entre PSOE, Podemos e IU-UP.

Esa es la cuadratura del círculo que el líder del PSOE se dispone a intentar para ser el nuevo mayordomo del dios Mercado en España.

No obstante, es de ley reconocer que la estrambótica intentona pergeñada por Pedro Sánchez y por Pablo Iglesias (que ya anda visualizando vicepresidencias y ministerios), tiene una derivada oculta que roza la brillantez táctica: desmovilizar socialmente a los electorados de Podemos y de IU-UP, cuando éstos comprueben de aquí a un par de años que alcanzar el poder institucional sólo sirve para gestionar el neoliberalismo a las órdenes del dios Mercado. Quizá por eso el poder económico ha presionado tan poco a favor de la “gran coalición” PP-PSOE.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados