Periodismo baturro

8. junio 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El pasado viernes se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. El Periódico de Aragón aprovechó la circunstancia para poner un “Baja” al consejero de Cultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco. Al parecer, se le imputa haber elaborado un plano de las zonas ciclables de Zaragoza con supuestos errores.

La flecha hacia abajo no tuvo en cuenta que Jerónimo Blasco, dentro y fuera del Ayuntamiento, con competencias y sin ellas, ha sido y es uno de los principales impulsores del uso de la bicicleta en la capital aragonesa, y que incluso, en un insólito ejercicio de coherencia política, ha preferido siempre desplazarse en bicicleta, y no en coche oficial.

Tampoco se ha tenido en cuenta que el plano que se le imputa responde a la demanda de muchos ciudadanos para disponer de una cartografía de las zonas ciclables de la ciudad. Su elaboración se enmarcó en la exposición “Las bicicletas son para Zaragoza”, que estuvo abierta en el Centro Ambiental del Ebro durante los meses de abril y mayo.

En el plano se reproducen fielmente a los acuerdos del Pleno del Ayuntamiento, destacando en amarillo el listado aprobado de 226 calles peatonales en las que es compatible el uso peatonal y ciclable. En la leyenda se añade, por si hubiera alguna duda, que «las calles peatonales por donde circulan automóviles están también autorizadas para las bicicletas» y que «está permitido circular en bicicleta por todas las zonas verdes».

En cambio, no se representan (y esa puede haber sido la razón de la flecha) las observaciones de alguna asociación que ha presentado sus aportaciones y críticas al Área de Servicios Públicos (competente en este asunto), por no haber sido aprobadas por el Ayuntamiento. La “Baja” estampada sobre Jerónimo Blasco se basa en las declaraciones de esa asociación para afirmar que hay errores en el mapa, cuando en realidad no los hay, ya que el plano sólo representa los acuerdos tomados por el Pleno del Ayuntamiento (que es la única instancia democrática competente para modificarlo).

Tampoco se ha tenido en cuenta que lo más importante es que Zaragoza ya tiene un trabajo sobre cuya base es posible ir introduciendo y grafiando las mejoras que se vayan acordando en el Consistorio.

Más bien parece que en esta tierra todas aquellas personas que se atreven a imaginar y poner en marcha nuevas y mejores realidades, siguen siendo unos incomprendidos dentro del caldo baturrista que nos rodea.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados