PICH: sensatez o demagogia

12. febrero 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Decir que Eloy Suárez es una persona que odia todo lo que en política lleve el apellido “izquierda” quizá sea quedarse corto. Así lo demostró el actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza en su artículo de opinión titulado “El fracaso de la izquierda” (publicado días después de la huelga general del 29 de septiembre de 2010 contra el gobierno de Rodríguez Zapatero, y todavía visible en la sección de “Formación” del PP de Aragón); así lo corroboró en su rueda de prensa del 11 de junio de 2011 tras la tercera investidura de Juan Alberto Belloch como alcalde de Zaragoza; y así lo ratifica cada vez que habla de asuntos municipales relacionados en mayor o menor medida con cuestiones ideológicas.

El pasado lunes Suárez lanzaba una de sus habituales diatribas antiizquierdistas contra el Plan Integral del Casco Histórico y contra el concejal delegado del mismo, José Manuel Alonso (IU), pidiendo “sensatez” y afirmando que “no se puede hacer política desde el hígado y desde el sectarismo”.

Con ello, el portavoz popular criticaba que se excluya de este plan municipal a algunas zonas del distrito Centro, con el propósito de priorizar a aquellas otras del distrito Casco Histórico que destacan por sus elevados niveles de pobreza, desempleo, precariedad inmobiliaria, marginalidad, desarraigo y exclusión social.

Todo el mundo sabe que la justicia redistributiva es un concepto ajeno a la ideología ultraliberal del señor Suárez, pero lo que raya en el cinismo es que el portavoz popular realice estas críticas sabiendo perfectamente que el PICH se nutre fundamentalmente de fondos europeos y estatales, y que son las mayorías derechistas en Bruselas y en Madrid las que han recortado notablemente las partidas dedicadas a este fin.

Efectivamente, “sensatez” es lo que se necesita para determinar las prioridades de un plan municipal que, como consecuencia de los recortes presupuestarios impuestos por los neoliberales, ya no llega para cubrir todas las necesidades sociales a las que está destinado. “Demagogia” es la actitud propia de aquellos que pretenden arrebatar votos a Belloch en el distrito Centro, pidiendo que se equiparen las necesidades de quienes residen en el Paseo de la Mina con las de quienes malviven en las infraviviendas del Casco Histórico. Y quizá “el fracaso de la derecha” consista en que su sistema económico haya sido incapaz de evitar que a comienzos del siglo XXI sigan existiendo bolsas de pobreza, desempleo, precariedad inmobiliaria, marginalidad, desarraigo y exclusión social.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados