Políticos poco ejemplares

29. febrero 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Una de las labores de la clase política, tanto en tiempos de bonanza económica como en momentos de depresión, es la de servir de ejemplo para la sociedad en la que desarrolla su labor.

En este sentido, la denuncia que ayer realizaba un sindicato en Zaragoza sobre la supuesta contratación de un nuevo asesor por parte del alcalde Juan Alberto Belloch, supone un retroceso de cara a la credibilidad de las instituciones públicas.

Y ello, no tanto por el valor económico de la contratación (que respecto al presupuesto total del consistorio supone una cifra anecdótica), sino por el contrasentido que representa incrementar los gastos en personal de confianza, en medio de una fase de drásticos recortes del déficit público.

Resulta evidente que los problemas económicos del país no se resolverán dejando de contratar o despidiendo a unos cuantos miles de gabinetistas profesionales, sino redistribuyendo mejor la riqueza mediante salarios más altos e impuestos directos mucho más progresivos.

Sin embargo, la decisión de contratar asesores de confianza mientras se decreta una subida del precio del billete de autobús y se reducen prestaciones públicas, resulta incomprensible para una ciudadanía demasiado cansada de que la clase política sólo sirva a sus intereses propios.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados