Populares contra demócratas

5. agosto 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

El secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, perdió ayer una oportunidad de oro para haber escuchado el sonido de su propio silencio. En lugar de eso, se dedicó a arremeter contra el movimiento 15M por sus intentos de volver a instalarse pacíficamente en la Puerta del Sol, y lo hizo el mismo día en el que los canallas que manejan los Mercados pasaron la jornada jugueteando a su antojo con las economías europeas, incluida la española.

 

Pero lo más abominable de las declaraciones de Granados fue la amenaza de contraponer a los indignados una manifestación de los 90.000 militantes del Partido Popular de Madrid, so pretexto de apoyar a los comerciantes de la zona, cuyos intereses –en opinión del dirigente popular– lesionan los indignados.

 

Se podría argumentar que quien verdaderamente lesiona los intereses del comercio de proximidad es quien autoriza la proliferación de grandes centros comerciales en cada rincón de la Comunidad de Madrid, o quien permite la apertura de éstos durante todos los domingos del año.

 

Pero al margen de eso, lo realmente grave y burdo es el intento de enfrentar lo que en la maltrecha cabeza de Granados siguen siendo las dos Españas de la época de la Guerra Civil.

 

Al secretario general del PP madrileño habría que explicarle que han pasado 75 años y una Constitución democrática desde el golpe de Estado del general Franco, y que hoy las dos Españas están nutridas por demócratas y por neoliberales.

 

Los primeros son los que defienden todo el contenido de la Constitución Española de 1978, incluidos los preceptos que definen al nuestro como un “Estado social”. Los segundos son los partidarios de destruir el Estado del Bienestar mediante políticas antisociales y antieconómicas dictadas por poderes internacionales no democráticos, reclamando a la vez mayor represión policial contra los demócratas.

 

El hecho de haber jurado tres veces la Constitución como alcalde, consejero y senador autonómico, debería colocar a Francisco Granados en la primera España, junto a los indignados, pero sus nefastas declaraciones de ayer parecen situarle en la segunda.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados