¿Por qué pagamos tan caros los carburantes en España?

16. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El Consejo Nacional de la Competencia (CNC) ofreció ayer una demoledora respuesta a la pregunta que figura como titular de este artículo. La privatización de Repsol (iniciada por el gobierno de Felipe González en 1989 y culminada por el de José María Aznar en 1997, siendo ministro de Economía un tal Rodrigo Rato) y la liberalización del sector de los carburantes no han traído consigo un sistema equilibrado de libre competencia en interés de los consumidores, sino más bien un monopolio encubierto en el que las mismas empresas refinan, almacenan, distribuyen y venden los carburantes, con el único propósito de abusar de su posición de dominio en el mercado.

Cuando la CNC habla eufemísticamente de “elementos estructurales que contribuyen a limitar el grado de competencia efectiva alcanzado en el sector” cabe entender que lo que quiere decir es algo así como que la cultura empresarial caciquil que se respira en España desde el siglo XIX sigue suponiendo una rémora para el desarrollo económico de nuestro país, así como para la creación de riqueza y para una justa distribución de la misma que sea, a su vez, garantía de futuro desarrollo. Un esquema cerril que se ha repetido en otros sectores liberalizado-privatizados como el de las telecomunicaciones o el de la electricidad.

En el caso que nos ocupa, parece que al oligopolio español de la distribución de carburantes le importa poco subir los precios hasta máximos históricos en plena recesión, aun siendo conscientes de que cada céntimo que escalan la gasolina o el gasóleo supone un palo más en las ruedas de la recuperación económica de España. Lo único que importa son los dividendos a repartir entre sus accionistas.

En el país de la UE que registra mayores desigualdades sociales, y en el que el poder adquisitivo de la mayoría retrocede cada día, el régimen de Rajoy, tan implacable a la hora de recortar servicios públicos esenciales, se muestra absolutamente impotente cuando de lo que se trata es de poner al servicio del interés general la actividad empresarial privada en determinados sectores estratégicos. Por eso pagamos tan caros los carburantes.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados