Por una sanidad pública, gratuita y de calidad

16. abril 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Varias ciudades españolas vivieron ayer movilizaciones en defensa del sistema sanitario público del que disfrutamos en nuestro país, un patrimonio colectivo que se ve estrangulado por unos recortes cuya finalidad última es facilitar que la iniciativa privada vampirice a los usuarios en un sector del que debería estar desterrado el ánimo de lucro.

La mejor reforma que puede darse en la sanidad pública española es dejarla como está, si acaso, armonizando algunas discrepancias existentes entre comunidades autónomas.

Todo lo demás, se mire como se mire, va en contra de la ciudadanía. Las externalizaciones han demostrado ser nocivas para el servicio público prestado, ya que lo empeoran y encarecen; los recortes en materia sanitaria constituyen un atentado directo contra la salud de los usuarios del servicio; y las privatizaciones encubiertas bajo del dogma neoliberal de la “colaboración público–privada” deberían reservarse para la construcción de circuitos de velocidad y otros disparates semejantes.

Una vez más hay que recordar a nuestros gobernantes que la sanidad, la educación, la radiotelevisión pública, las prestaciones sociales, y los otros pilares del Estado Social consagrado en nuestra Constitución, son servicios esencialmente deficitarios que hay que sufragar mediante un sistema fiscal eficaz y progresivo.

Por eso, la mejor forma de salvaguardarlos es recortar los privilegios de los que disfrutan las grandes fortunas de nuestro país, es decir, aquellas que han utilizado complejos artificios de ingeniería fiscal y empresarial para emigrar lejos de la Hacienda Pública española.

 

Tags: , , , ,