PP: Patriarcado en las Pensiones

7. enero 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

La vorágine pactista, pospactista y requetepactista que ha marcado la actualidad política durante las últimas semanas, ha difuminado una medida presupuestaria que ha entrado en vigor el 1 de enero de 2016. A partir de esa fecha, las mujeres que se jubilen en España podrán cobrar entre un 5% y un 15% más de pensión.

Dicho así, la medida parece orientada a combatir la brecha de género existente en este país. Según los datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social a 1 de diciembre de 2015, la pensión media de jubilación en España es de 1.307,51 euros para los hombres, y de 892,81 para las mujeres (–31,7%).

Pero la medida tiene truco, como cabía esperar de un gobierno vinculado ideológicamente con el más rancio nacional-catolicismo: el complemento sólo será percibido por aquellas mujeres trabajadoras que hayan tenido, al menos, dos hijos. El carácter patriarcal de la medida se pone de manifiesto en la razón que aportó el PP para justificar la propuesta, durante el debate parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado 2016: reconocer, mediante una prestación social pública, la contribución demográfica al Sistema de Seguridad Social de las mujeres trabajadoras que han compatibilizado su carrera laboral con la maternidad”.

Si de “contribución demográfica” se trata, la medida debería incluir también a los varones, ya que desde el punto de vista biológico, suele necesitarse un progenitor masculino y otro femenino. Si se trata de reconocer las especiales dificultades que tienen las mujeres para abrirse paso en el mundo laboral (y que las conduce, como hemos visto arriba, a esa brecha de género en la cuantía de los salarios y las pensiones), el complemento tendría que amparar también a aquellas que no han tenido hijos.

Puestos a discriminar entre mujeres, podrían haberse tenido en cuenta otros criterios como el ejercicio por su parte de empleos especialmente penosos, su dedicación a labores docentes de futuros trabajadores y profesionales, o su actividad científica en campos que originen nuevos nichos de actividad laboral.

Pero no se ha tenido en cuenta nada de esto, porque el verdadero mensaje que encierra esta medida asquerosamente patriarcal y marcadamente paternalista, es que las mujeres sólo alcanzan la perfección a través de la maternidad, y por eso, es esa circunstancia y no otra la que se premia con un complemento salarial durante la jubilación.

De ahí que resulte tan decepcionante el hecho de que PSOE, IU y otros partidos progresistas del Grupo Mixto se limitaran a abstenerse en el debate parlamentario, cuando el sesgo ideológico de esta modificación presupuestaria (que salió adelante con los votos del PP, UPyD, PNV y UPN) exigía un monumental voto en contra.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados