Practicar con el ejemplo

2. octubre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

No cabe duda de que en el ámbito internacional la Federación Rusa ejerce en estos momentos un papel de contrapeso a las aspiraciones de dominio global encabezadas por Estados Unidos y sus aliados. De hecho, el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov apostó la semana pasada ante la ONU por defender más que nunca el Derecho Internacional como único marco de entendimiento entre países.

Sin embargo, las autoridades rusas deberían dar ejemplo y practicar estos mismos principios en el interior de un país que, a pesar de los procesos electorales vividos desde el colapso de la Unión Soviética, sigue vedado a la justicia social y al verdadero ejercicio de los Derechos Humanos.

Episodios como los asesinatos impunes cometidos contra periodistas críticos y defensores de los Derechos Humanos, la creciente represión legal contra el derecho de manifestación, o la criminalización que están sufriendo las Pussy Riot por haber cuestionado a Putin en una performance musical, constituyen indicios inequívocos de que la Rusia democrática se parece más a un decorado de cartón–piedra al servicio de intereses privados, que a un país donde el totalitarismo ha dado paso al Estado de Derecho y a la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos.

El pueblo ruso debería aprender a tomar en sus manos las riendas de su propio destino, más allá de místicos ladinos, monarcas criminales, falsos revolucionarios y presuntos demócratas.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados