Presidencialismo frente a parlamentarismo

26. mayo 2011 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

banda_seccion_editorial

Quienes después de las elecciones municipales y autonómicas reclaman (interesadamente) que gobierne la lista más votada, ignoran que el sistema político español es de carácter parlamentario y no presidencialista. La tergiversación del lenguaje hace que muchos piensen que la expresión “candidato o candidata a la alcaldía, o a la presidencia de la comunidad autónoma” significa que el votante está votando al cabeza de lista para ocupar ese cargo.

 

Por el contrario, cada elector o electora sólo elige a una lista de futuros ediles o diputados, que una vez constituido el pleno municipal o el parlamento autonómico, deberán elegir al regidor del municipio o al presidente/a de la comunidad autónoma.

 

Por eso, la expresión “¡que gobierne el más votado!” no deja de ser demagógica, antidemocrática y ciertamente inoperativa. Si una ley estableciera este sistema como norma, sería casi imposible que una minoría mayoritaria llevase adelante cada propuesta legislativa y cada presupuesto durante la legislatura. Por ello, habría que otorgar poderes presidenciales al máximo gobernante, lo que se traduciría, de hecho, en una merma de la influencia de los partidos minoritarios, expresión de la pluralidad social y política del país.

 

Además, los sistemas presidencialistas suelen conducir al bipartidismo, una lacra que actúa como sistema depredador de la democracia allí donde se aplica, y que sin embargo, resulta muy cómodo y útil para quienes desde el poder económico tratan de influir en las instituciones.

Tags: , , ,

Comentarios cerrados