Privatizar la Policía

25. mayo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El primer teórico del liberalismo económico, Adam Smith, decía en 1776 que el papel del Estado debía limitarse a costear el Ejército, la Justicia, la Policía, y determinadas obras públicas que, por su naturaleza, no fuesen capaces de generar lucro a la iniciativa privada.

Casi 250 años después, sus discípulos ideológicos neoliberales van más allá. Si en el caos de Afganistán hemos asistido con perplejidad a la irrupción de ejércitos privados que han actuado con total impunidad desde su condición de compañías de seguridad norteamericanas, en España el ministro del Interior se descuelga con la propuesta de que las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional actúen a sueldo de los clubes de fútbol en los espectáculos deportivos que estas entidades organicen.

Una vez más, hay que explicar a los neoliberales que el copago no es la solución a la merma de ingresos estatales originada, fundamentalmente, por una cada vez más exigua contribución de las rentas más altas al sostenimiento del Estado.

Si el ministro Fernández Díaz pretende que las sociedades anónimas deportivas paguen la seguridad pública en los campos de fútbol, lo que debe proponer al Consejo de Ministros es que las sociedades anónimas (deportivas o no) tributen más al Estado para que éste pueda hacer frente a sus obligaciones, entre las que se encuentra garantizar la seguridad en los grandes eventos deportivos.

Lo contrario, es decir lo propuesto por el ministro, abre un camino incierto que podría acabar con cientos de mercenarios de Blackwater vigilando el Vicente Calderón durante una final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el FC Barcelona.

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados