Rajoy y los refugiados

7. abril 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El presidente del Gobierno en funciones acudía ayer al Congreso para rendir cuentas sobre el acuerdo UE-Turquía para la deportación de refugiados. A pesar de los esfuerzos desplegados durante su comparecencia, Rajoy sólo pudo demostrar una cosa: los argumentos exhibidos en sede parlamentaria siempre tienen la capacidad de dejar con la boca abierta incluso a los analistas políticos más avezados.

En este caso, para justificar un acuerdo rechazado por Naciones Unidas, por Amnistía Internacional, y por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (entre otras organizaciones y entidades), Rajoy dijo lo siguiente: “No es posible que 28 dirigentes, incluidos los representantes del gobierno griego, pues seamos antidemocráticos, fascistas, malvados y liquidadores de los Derechos Humanos”. Y la razón esgrimida por Rajoy para demostrar la veracidad de la afirmación anterior, fue incluso más sorprendente que el argumento principal: “No es posible porque estamos en Europa, y somos gobiernos democráticos”.

Si por “democracia” se entiende que el gobernante elegido en las urnas tiene un cheque en blanco para gobernar a favor de los más ricos durante cuatro años, efectivamente, la Unión Europea está plagada de “gobiernos democráticos”.

Sin embargo, a diferencia de lo que piensa Rajoy, es perfectamente posible que 28 gobernantes neoliberales elegidos en las urnas puedan actuar como unos auténticos “antidemocráticos, fascistas, malvados y liquidadores de los Derechos Humanos”, sobre todo, si se ponen de acuerdo en tratar a decenas de miles de refugiados de guerra como si fueran basura humana.

Especialmente emotiva es la alusión de Rajoy al “gobierno griego”, siendo –como es– perfectamente consciente de la metamorfosis del primer ministro Alexis Tsipras, que hace un año era un brillante orador izquierdista comprometido con la justicia social, y que hoy se ha convertido en un cerdo más de la piara neoliberal que dirige Bruselas. En este sentido, resulta curioso que Tsipras sólo sea citado como ejemplo por dos políticos españoles: Mariano Rajoy y Pablo Iglesias.

En cualquier caso, y volviendo al tema de los refugiados, cabe denunciar de nuevo el vergonzoso acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Turquía para “legalizar” las expulsiones masivas de refugiados e inmigrantes hacia un Estado autoritario que masacra libertades como las de reunión, prensa o expresión. Con este pacto, la Europa de Rajoy, Hollande, Cameron, Renzi o Tsipras ha dado la medida de su verdadero compromiso con los Derechos Humanos.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados