Rescates intergeneracionales

7. septiembre 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Existe un país llamado España que, gracias a la equivocada política económica del PP, debe a sus acreedores más de lo que es capaz de producir. Pues bien, con la deuda pública por encima del 100% del PIB, ayer conocíamos el dato de que durante los últimos cuatro años, el Estado sólo ha podido recuperar 2.686 de los 51.300 millones de euros que “prestó” a la banca privada para su rescate. Una cifra que supone el 5,23% del total, según los datos difundidos ayer por el Banco de España.

La siguiente duda se resuelve con una simple regla de tres: si en cuatro años la ciudadanía ha recuperado el 5% del dinero público que el gobierno de Rajoy decidió entregar a la banca, se tardarán 80 años en recuperar el 100%, siempre que se mantenga el actual ritmo de amortizaciones. Teniendo en cuenta que 80 años es el equivalente a tres generaciones humanas, no resulta exagerado afirmar que el rescate bancario de 2012 lo terminarán de pagar los bisnietos de los españoles que nacieron ese año.

Cuando dentro de varias décadas se complete la amortización, pocos de esos bisnietos (a los que aún les quedan 50 años para nacer) recordarán que hace casi un siglo, concretamente el 7 de noviembre de 2011 durante el cara a cara electoral con el candidato socialista Rubalcaba, un tipo llamado Mariano Rajoy dijo que su futuro gobierno no iba a dar “ni un solo euro de dinero público” para el rescate de las entidades financieras.

Tampoco recordarán (salvo los que trabajen como historiadores) que el 25 de enero de 2016, el ministro de Economía en funciones Luis de Guindos (más conocido por haber sido el responsable de Lehman Brothers en España hasta la quiebra de la entidad) dijo que “los 40.000 millones del rescate se van a devolver. España ha salido ya del rescate bancario. Está en la supervisión posterior. Por decirlo de alguna forma, España ya ha cerrado su rescate bancario. Hemos devuelto unos 6.000 ó 7.000 millones de euros de los 40.000 que pedimos prestados”.

Pues bien, ni es verdadero el dato de los “40.000 millones”, ni tampoco el de los “6.000 ó 7.000 millones”, a no ser que el Banco de España haya tratado de engañar a los españoles a través de los datos que difundió ayer. Lo más probable, considerando la retahíla de mentiras que los gobernantes del PP han ido soltando durante sus mandatos, es que De Guindos fuese el mentiroso.

Es muy probable que, por esas cosas de la ingeniería presupuestaria, los españoles jamás lleguemos a saber cuánto hemos tenido que pagar para hacer frente al salvajismo crediticio que los banqueros practicaron durante la época de la burbuja inmobiliario-financiera. Pero no pasa nada, porque estamos en un país donde la mayoría de la gente está encantada de que tanto la derecha económica como la derecha política le mienta, le robe, le recorte prestaciones sanitarias, le desconecte los salarios y las pensiones del IPC, le abarate los despidos, y le amordace las libertades de expresión y de reunión.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados