Sanidad pública, salud pública

2. julio 2015 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Un sistema público, gratuito y universal de salud dignifica, iguala y cura a quienes forman parte de él. Pero además, aporta niveles mucho mayores de eficiencia sanitaria y de rentabilidad social que un sistema privado de salud, tanto desde el punto de vista de la prevención como del tratamiento. En condiciones normales, no sería necesario explicar todo lo anterior, por ser de una obviedad aplastante.

Sin embargo, la existencia de gobernantes dispuestos a sacrificar el interés general en aras de la avaricia privada, obliga a recordar que la universalización de la sanidad pública es un paso adelante en la evolución democrática de la Humanidad, mientras que la privatización del sistema constituye un claro retroceso.

Baste recordar como ejemplo el logro alcanzado por Cuba, al convertirse en el primer país del mundo que logra eliminar al 100% la transmisión fetal del VIH y la sífilis. Según la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, “el éxito de Cuba demuestra que el acceso universal y la cobertura universal de salud son factibles y de hecho son la clave del éxito, incluso en contra de desafíos tan complejos como el VIH”.

Una política sanitaria que contrasta poderosamente con la practicada en España por el régimen de Rajoy, que nada más acceder al poder, dejó sin asistencia a todos los inmigrantes sin papeles que residen en el país. Una medida pensada para contentar a esa legión de descerebrados que dicen que los inmigrantes tienen más derechos que los españoles, con la cual Rajoy no sólo empeoró la calidad de la salud en España, sino que también trató a miles de personas como si no lo fueran.

 

Tags: , , , , , ,

Comentarios cerrados