Se desmonta el trampantojo del empleo

3. septiembre 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Tras un supuesto repunte de las cifras macroeconómicas en general, y de los datos del desempleo en particular, el número de parados registrados en las oficinas de empleo conocido ayer viene a desmontar el trampantojo construido por el régimen de Rajoy en el ámbito laboral.

El incremento del número de demandantes de empleo durante el mes de agosto, después de seis meses de caídas consecutivas, deja al descubierto un engaño denunciado reiteradamente por amplios círculos políticos, sociales, académicos y mediáticos: la precariedad laboral y la caída de los niveles salariales, son matemáticamente incapaces de garantizar la recuperación real de la economía española.

Mientras la clase trabajadora no recupere el poder adquisitivo que comenzó a perder a mediados de la década anterior, y hasta que ese incremento del poder adquisitivo no se traduzca en un aumento del consumo, de la producción, del empleo, y consiguientemente, de la recaudación fiscal, este país y todos los que opten por practicar el austericidio estarán abocados al colapso económico.

Los halcones del neoliberalismo parecen no haber aprendido una lección básica de la economía: un modelo como el actual, basado en el consumo masivo de productos y servicios más o menos necesarios, requiere de la existencia de un cuerpo de consumidores capaz de absorber la oferta. Si los beneficios de la actividad económica dejan de recalar paulatinamente en los salarios de los trabajadores (directos, indirectos y diferidos) para pasar a engrosar las ganancias de sus empleadores, el modelo se desmorona por su base.

Es algo que debería saber el actual ministro español de Economía, Luis de Guindos, aunque a nivel académico cabe esperar más bien poco de un individuo que presenció la quiebra de Lehman Brothers desde su despacho de máximo responsable de la entidad para España.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados