Siria, propaganda y realidad

10. agosto 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El Consejo de Paz de Estados Unidos (USPC) acaba de denunciar una campaña internacional de propaganda mediática contra el gobierno sirio. Viene a la memoria entonces lo que ocurrió hace casi tres años en el suburbio damasceno de Guta, cuando las potencias occidentales acusaron sin pruebas al gobierno sirio de utilizar armas químicas contra la población civil. Los más exaltados, como el penoso François Hollande, pedían incluso una intervención militar directa contra Bachar Al Asad. Días después, un reportaje de Dale Gavlak para Associated Press, demostraba que los verdaderos autores de la masacre (en la que perdieron la vida unas 1.400 personas) eran los grupos yihadistas opuestos al gobierno sirio.

El gobierno sirio no sólo no fue el responsable de aquella matanza, sino que además se prestó a colaborar con Naciones Unidas para la eliminación completa de todo su arsenal químico, proceso que culminó en junio de 2015. Por otra parte, EEUU, Francia y Reino Unido siempre se negaron a iniciar una investigación internacional sobre la autoría del ataque.

A pesar de todo ello, y en un ejercicio puramente propagandístico, la OTAN siempre ha colocado en el mismo plano de maldad al gobierno sirio y a los terroristas yihadistas que combaten contra él.

Resulta evidente, pues, que EEUU y sus aliados mantienen una animadversión manifiesta hacia el actual gobierno sirio, al que acusan de tiranía y de falta de legitimación democrática, mientras apoyan sin reservas a los regímenes tiránicos y antidemocráticos que las monarquías del Golfo Pérsico han implantado en sus territorios.

Hace unos años, Iraq, Libia y Siria eran los máximos exponentes de un modelo social y laico dentro del mundo musulmán. Tres países que, además, pretendían vivir al margen del imperio económico y cultural estadounidense. Las intervenciones militares aliadas en Iraq y Libia, han golpeado ese modelo, sustituyendo gobiernos estables por anarquías tribales, mucho más peligrosas para todo el mundo que las realidades anteriores.

Ahora la propaganda occidental contra el gobierno sirio (muy similar a la desplegada últimamente contra el venezolano) trata de conseguir en las conciencias de la gente, lo que el Consejo de Seguridad negó en la sala de reuniones. Nada nuevo bajo el sol, por otra parte.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados