Siria: se acaba el tiempo de las mentiras

2. septiembre 2013 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El último reportaje enviado desde Siria por la corresponsal de la agencia norteamericana Associated Press, Dale Gavlak, pone en evidencia toda la retórica belicista que han lanzado durante los últimos días algunos de los más destacados tahúres de la escena internacional. Así, mientras David Cameron, Barack Obama y François Hollande (¡qué gran decepción la del presidente francés!) culpaban sin pruebas al gobierno sirio de un lanzamiento de armas químicas que atentaba contra el más elemental sentido común, la periodista llegaba hasta la zona afectada para recabar testimonios inculpatorios de algunos yihadistas del bando rebelde.

Así, según la información publicada por Gavlak, las armas químicas que explotaron el 21 de agosto en el suburbio damasceno de Guta habían sido entregadas a los rebeldes por el yihadista saudí Abu Ayesha, y su detonación se debió a la falta de pericia de los fundamentalistas de la oposición siria a la hora de manipularlas. Un abanico de nombres, lugares y datos aportan credibilidad al reportaje.

Frente a ello, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, perseveraba ayer en su intento de culpar al gobierno de Bachar Al Asad afirmando que Estados Unidos tiene pruebas obtenidas por personas no identificadas que, según él, llegaron al lugar de los hechos antes que los inspectores de la ONU. Quizá estas “evidencias” igualan en valor probatorio a las pruebas falsas que su antecesor Colin Powell tuvo la desvergüenza de mostrar hace diez años ante el Consejo de Seguridad de la ONU para promover la invasión de Irak.

Paralelamente, y rizando el rizo de la ignominia, Arabia Saudí, una de las dictaduras más férreas del planeta, cuna de fundamentalistas y presunto territorio de origen de las armas químicas que según Gavlak les explotaron a los yihadistas sirios en Guta, exige ante la Liga Árabe “una medida firme” que acabe con el gobierno de Al Asad.

Se acaba el tiempo de las mentiras, y los partidarios de la guerra lo saben. Al bálsamo de cordura que aportó la semana pasada el Parlamento británico, se unió ayer la vehemente defensa de la paz que el papa Francisco realizó en la plaza de San Pedro al grito de “¡Nunca más la guerra!”.

Si alguien se atreve a dar la orden de ataque contra el gobierno sirio antes de que el Consejo de Seguridad lo autorice sobre la base de las pruebas recopiladas por los inspectores de la ONU, se convertirá automáticamente en un criminal de guerra tan culpable y despreciable como Adolf Hitler o Pol Pot.

 

Tags: , , , , , ,

One Comment to “Siria: se acaba el tiempo de las mentiras”

  1. José A- Domínguez dice:

    Enternecedor, citar al Papa.

    Saludos