Splash vuelve

17. junio 2014 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Hoy es un día importante para Zaragoza. El sentido común, la sensibilidad institucional y el impulso ciudadano se han aliado para deshacer la afrenta cometida contra el patrimonio cultural de la capital aragonesa por determinados responsables de CAI, por fortuna ya apartados de cualquier puesto que conlleve capacidad de decisión.

Con premeditación y el toque de alevosía que proporciona el macropuente de la Constitución–Inmaculada, ciertos jefecillos de la entidad financiera ordenaron en diciembre de 2009 que se retirase la escultura Splash del interior de la Torre del Agua. Presentaron esta exigencia como requisito necesario para desarrollar un proyecto museístico que nunca tuvieron intención de realizar.

Estos gestores de la nada decidieron ignorar el hecho de que, en un alarde de fusión entre arquitectura y contenido expositivo, la Torre del Agua fue diseñada para albergar esta escultura, y la gota Splash fue concebida para ser exhibida dentro de la Torre del Agua.

Cuatro años y medio han tenido que pasar desde aquel bochornoso episodio hasta que hoy, por fin, Splash ha vuelto a ocupar su espacio en el interior de uno de los edificios más emblemáticos de Expo Zaragoza 2008.

En este punto, sólo queda reconocer el mérito de la sociedad pública Expo Zaragoza Empresarial (heredera corporativa del desarrollo del recinto Expo) por haber propiciado que este retorno llegara a buen puerto. Cabe reconocer también el impulso que tanto el consejero autonómico de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, como el consejero municipal de Cultura y Medio Ambiente, Jerónimo Blasco, han ejercido para que hoy Zaragoza y Aragón puedan vivir el día en el que vuelve a exhibirse una obra de arte de primer nivel internacional.

Y también es preciso reconocer el trabajo desarrollado por la Asociación Legado Expo para que la vuelta de Splash dejara de ser un anhelo y se convirtiera en realidad. Este colectivo ciudadano, cuyos promotores concedieron a CRÓNICA DE ARAGÓN una de sus primeras entrevistas cuando todavía eran plataforma, se fijó como primer objetivo el retorno de Splash a su lugar de origen, adoptando para ello una estrategia mixta de denuncia y colaboración que el tiempo ha demostrado acertada. Hoy han cumplido este propósito, pero aún quedan pendientes muchos aspectos del legado Expo.

Entre ellos, la revitalización de los pabellones de Aragón y de España, la reapertura permanente del Pabellón Puente y de la Torre del Agua, la iluminación nocturna de esta última, la reactivación de la Telecabina Aramón como atractivo turístico de la ciudad, la apertura del Museo Expo con todos los materiales custodiados actualmente por Expo Zaragoza Empresarial, o el desarrollo del legado inmaterial de la muestra. Si conseguimos que estos objetivos cuenten con la misma confluencia de energías sociales, institucionales mediáticas y económicas que hicieron posible la Expo, la pervivencia de su legado está más que asegurada. Hoy Zaragoza y Aragón dan dado un paso importante en este sentido.

 

Tags: , , , , , , ,

Comentarios cerrados