Sube la luz

16. marzo 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En un país con una tasa de desempleo del 23%, en un país de salarios bajos y de recortes presupuestarios altos, en un país que tiene el precio de los carburantes en máximos históricos, no parece muy adecuada la ocurrencia de subir el precio de un producto de primera necesidad como la energía eléctrica.

Sin embargo, ocurrirá más pronto que tarde, posiblemente, el próximo 1 de abril; y ocurrirá como consecuencia última de un cúmulo de errores que podrían resumirse en dos.

Por una parte, la privatización de la producción y de la distribución eléctrica hace que sea difícil insertar el ánimo de lucro en el seno de un servicio público esencial, sin que se resienta –como ahora– el interés general de la ciudadanía.

Por otra parte, la escasa inversión dedicada durante los últimos años a compensar nuestra dependencia energética del exterior mediante la apuesta por fuentes renovables, es suficiente argumento como para hacer sonrojar a un país en el que abundan los vientos, las mareas y, por supuesto, los rayos solares.

Debido a las circunstancias expresadas en el primer párrafo de este artículo, España no puede permitirse el lujo de que sus ciudadanos y ciudadanas sigan perdiendo poder adquisitivo.

Por eso hay que reclamar al ministro José Manuel Soria que se hagan realidad sus palabras en el sentido de que la subida de las tarifas eléctricas concedida por el Tribunal Supremo a las grandes empresas del sector, no va a recaer totalmente sobre la espalda de los consumidores. De hecho, sería recomendable que no recayeran en absoluto.

 

Tags: , , ,

Comentarios cerrados