Tasa cero al volante

18. mayo 2017 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

El 1 de julio de 2006 entró en vigor el carnet de conducir por puntos en España. Una de las medidas más acertadas del gobierno de Rodríguez Zapatero, ya que la medida vino seguida por un periodo de pacificación de tráfico en las carreteras y en las calles. El miedo a perder el carnet y la obligación de tener que volver a la autoescuela, hicieron que muchos levantaran el pie del acelerador y bajaran el codo en la taberna.

De los 99.797 accidentes con víctimas registrados en 2006 (año de entrada en vigor de la ley), se pasó a 83.027 en 2011. De 4.104 víctimas mortales en 2006, se pasó a 2.060 en 2011 y a 1.689 en 2015 (último año del que hay datos disponibles).

No obstante, durante los últimos cinco años venimos asistiendo a un alarmante repunte de los accidentes con víctimas, que seguramente no se traduce en un incremento de las personas fallecidas por obra y gracia de los cada vez más perfeccionados sistemas de seguridad instalados en los vehículos.

De los mencionados 83.027 accidentes con víctimas de 2011, hemos pasado a 97.756 en 2015 (6.186 más que en 2014).

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el 43,1% de los conductores fallecidos en 2015, habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, por lo que la ingesta de estas sustancias guardan una relación directa con la seguridad de quienes las consumen y del resto de usuarios de las vías.

Ha llegado la hora, pues, de aprobar nuevas reformas legislativas que penalicen a quienes creen estar por encima de la vida de los demás. Los últimos casos de atropellos mortales a ciclistas, y las ridículas penas que la Fiscalía pide para sus respectivos homicidas, son indicios inequívocos de una situación insostenible.

Es preciso incluir urgentemente en la ley de tráfico la tasa de alcoholemia cero, no sólo para jóvenes y profesionales, sino también para toda aquella persona que coja un volante. Una medida tan urgente como el endurecimiento de las penas por delitos contra la seguridad vial, o la instalación de serie de aparatos que impidan el arranque del vehículo si detectan que el conductor ha consumido alcohol, drogas o psicofármacos.

 

Tags: , , , ,