Tributar más y defraudar un poco menos

4. diciembre 2012 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En octubre de 2010, el entonces presidente de la patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, proclamaba su receta mágica para salir de la crisis: “trabajar más y desgraciadamente ganar menos”. Por aquel entonces acababa de entrar en vigor la reforma laboral de Rodríguez Zapatero (tan reclamada por la CEOE), y por ello, el número de parados era mucho menor que el que se da en la actualidad.

El compromiso de Díaz Ferrán con la recuperación de la economía española (aquejada por una crisis de consumo de dimensiones apocalípticas) quedó patente entonces y se confirmó ayer cuando el ex presidente de la CEOE fue detenido como sospechoso de ocultar bienes con la intención de evitar el pago de las deudas generadas por sus empresas en quiebra.

En el caso de que confirmaran estas acusaciones en una sentencia firme, el antiguo representante de los empresarios españoles daría muestra del nivel de responsabilidad que está dispuesto a asumir frente a sus acreedores, lo que indicaría también su grado de implicación en la tarea de sacar al país de la crisis. De este modo, puede entenderse mejor aquella frase de “trabajar más y desgraciadamente ganar menos” que les arrojó a los trabajadores de este país como “trabajar más para hacer más ricos a los ricos, y ganar menos para hacer más ricos a los ricos”.

No obstante, si preocupantes son las declaraciones de Díaz Ferrán, más lo son las realizadas en mayo de 2011 por su sucesor al frente de la CEOE. Según Juan Rosell, “si gobernáramos nosotros, haríamos cosas políticamente incorrectas pero económicamente necesarias” para hacer “que la realidad se imponga a la legalidad”. El cumplimiento de la ley, siempre molestando a personas honorables como Rosell o Díaz Ferrán… En cualquier caso, lo cierto es que unos meses después de aquellas declaraciones del actual presidente de la CEOE llegó la reforma laboral de Mariano Rajoy, y con ella, el récord histórico de parados en nuestro país.

Visto el fracaso de las medidas económicas propuestas por el CEOE a los dos últimos gobiernos de España, quizá sería éste un buen momento para que la organización empresarial lanzara nuevas consignas a sus propios asociados. Por ejemplo, “tributar más y defraudar un poco menos”, “crear más empleo y deslocalizar un poco menos”, “redistribuir más la riqueza producida colectivamente y adquirir menos productos de lujo” o “apostar más por modelos de economía social y medioambientalmente sostenibles y especular menos con el enriquecimiento a corto plazo”.

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados