Trump: el candidato basura

2. agosto 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

En un país definido por la televisión basura, la comida basura y la economía basura, no resulta extraño que un candidato basura como Donald Trump haya logrado la nominación a la Presidencia de los EEUU. Entre poblaciones cada vez más ignorantes y ensimismadas, la demagogia y el populismo son los ingredientes políticos mejor digeridos. Hablar a las tripas de la gente es más fácil y rentable que hacerlo a sus cerebros, sobre todo, cuando el cerebro del emisor es tan precario y reducido como el de Donald Trump.

Y es que, para hacerse multimillonario y famoso en el mundo económico de Donald Trump, no se precisa inteligencia, sino una absoluta falta de empatía hacia los demás, y una gran capacidad lingüística e interpretativa para hacer que las ofensas parezcan gracias.

De este modo, el candidato derechista se permite denigrar a las mujeres, a los inmigrantes, a los musulmanes, a los socios de la OTAN, a los compañeros de partido, e incluso a los padres de un soldado estadounidense muerto en acto de servicio en Irak, sin que su popularidad se vea afectada.

La irresponsabilidad de Trump es absoluta, porque en el mundo económico de Trump, los grandes tiburones empresariales y financieros carecen de cualquier responsabilidad por sus actos. Como hemos visto en la última crisis económica global, los grandes especuladores siempre quedan impunes, mientras la ciudadanía se ve obligada a pagar de su bolsillo los excesos cometidos por aquellos.

Ese mismo esquema intenta ahora trasladarse a la política basura de los Estados Unidos, posiblemente, el único país democrático del mundo en el que un tipo como Trump estaría hoy en condiciones de ser candidato a la Presidencia. Su acceso definitivo a la Casa Blanca depende ahora de un sistema electoral injusto, y de varios millones de electores que poseen la misma inteligencia política que una fuente de costillas a la barbacoa ¡¡¡Yihaaaaaaaa!!!

 

Tags: , , , , ,

Comentarios cerrados