Tsipras y la enfermedad del posibilismo

2. febrero 2016 | Por | Categoria: Editorial, Opinión

Si Alexis Tsipras estuvo dispuesto a traicionar a su pueblo para lograr unas migajas de pan a cambio de ponerlo de rodillas ante el dios Mercado, no es de extrañar que ahora haya traicionado al pueblo palestino para poder firmar varios acuerdos económicos, turísticos, energéticos y militares con el Estado terrorista de Israel.

La cumbre bilateral que Grecia e Israel celebraron la semana pasada es la prueba evidente de que, en menos de un año, Tsipras ha dejado de ser un joven dirigente izquierdista que pretendía usar el poder para poner la economía al servicio de las personas, y se ha convertido en el proyecto de un viejo burócrata enfermo de posibilismo.

La traición de Tsipras (de la que ya hemos hablado otras ocasiones en este mismo espacio) va más allá de sus deberes institucionales hacia el pueblo griego, o de las obligaciones solidarias de cualquier ser humano hacia el pueblo palestino. Tsipras ha traicionado su propia ideología, ya que sus últimas actuaciones sitúan la ética, la dignidad y los Derechos Humanos por debajo de los intereses económicos.

Para el primer ministro griego son más importantes los futuros gasoductos diseñados para inyectar el gas israelí en territorio europeo, que los pacifistas turcos asesinados por tropas israelíes en aguas internacionales, o que los miles de civiles palestinos masacrados en Gaza por las fuerzas armadas de Netanyahu.

Vista la trayectoria de Tsipras, cada vez resulta menos extraña la hostilidad que desde hace tiempo vienen manifestando hacia Syriza el Partido Comunista Griego (PKK) o la Unidad Popular de Yanis Varoufakis. En cambio, sí que resulta extraño el apoyo manifiesto e inequívoco que Pablo Iglesias brindó a Tsipras después de que éste traicionara al pueblo griego ¿Cuál será el posicionamiento del líder de Podemos ante los acuerdos suscritos ahora entre Grecia e Israel?

 

Tags: , , , ,

Comentarios cerrados